Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 29 de junio de 2022
  • Actualizado 23:35

Vinto y Cuchumuela aún arrastran proceso de contratación de desayuno escolar

El primer territorio metropolitano aún está en busca de una empresa que provea productos cuyos ítems fueron declarados desiertos. Se trata de empanadas de queso, bizcochos y gelatinas. Hay más de 1.2 millones de bolivianos para la compra de esos alimentos.
Una niña levanta una fruta como parte de la ración escolar diaria. Dico SolÍs
Una niña levanta una fruta como parte de la ración escolar diaria. Dico SolÍs
Vinto y Cuchumuela aún arrastran proceso de contratación de desayuno escolar

Vinto y Cuchumuela son dos municipios de Cochabamba que aún no consolidan la dotación del desayuno escolar, a pesar de que los estudiantes ya acuden a los establecimientos educativos hace casi dos meses.

El primer territorio metropolitano aún está en busca de una empresa que provea productos cuyos ítems fueron declarados desiertos. Se trata de empanadas de queso, bizcochos y gelatinas. Hay más de 1.2 millones de bolivianos para la compra de esos alimentos.

De acuerdo con el Documento Base de Contratación (DBC), este proceso podría prolongarse hasta mayo de esta gestión.

Al igual que Vinto, Cuchumuela tiene su convocatoria de proveedores colgada en el Sistema de Contrataciones Estatales (Sicoes). Allá hay 133 estudiantes que aún no reciben este beneficio.

Esta municipalidad tiene un presupuesto de más de 48 mil bolivianos para la adquisición de 15 diferentes alimentos que dotarán a los escolares a lo largo de este 2022. 

A diferencia de Vinto, Cuchumuela compra ingredientes básicos con los que cada establecimiento educativo prepara de manera diaria algún menú.