Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 26 de junio de 2022
  • Actualizado 06:43

Por tercer día, padres continúan con bloqueo en el puente Huayculi

Bloqueo de padres de familia en el puente Huayculi. NOÉ PORTUGAL
Bloqueo de padres de familia en el puente Huayculi. NOÉ PORTUGAL
Por tercer día, padres continúan con bloqueo en el puente Huayculi

Después de dos días de una negociación sin resultados entre la Gobernación de Cochabamba, la Alcaldía de Quillacollo y padres de familia del colegio San Ignacio de Loyola, continúa el bloqueo en el puente Huayculi por tercer día. 

Los padres de familia piden el derecho propietario de esta unidad educativa y exigen que el gobernador de Cochabamba, Humberto Sánchez, personalmente, firme un acuerdo de transferencia. 

“No nos queda otra, vamos a proseguir y se va a masificar aún más el bloqueo a nivel departamental”, afirmó uno de los dirigentes de los padres de familia, Fernando García, tras concluir una reunión ayer en la Gobernación. 

Entre tanto, el secretario de Desarrollo Humano de la Gobernación, Calos Solá, sostuvo que el Gobernador no firmará ningún acuerdo mientras no se levante la medida de presión. Explicó que existe un compromiso que da lugar a un documento legal, que será firmado por la primera autoridad del departamento, en el que se transfiere 21.880 metros cuadrados a favor del colegio San Ignacio de Loyola. 

Añadió que el primer paso para efectivizar la transferencia es que el Gobierno Municipal de Quillacollo solicite la misma a título gratuito a favor de la unidad educativa.

“Es un proceso que demora de seis meses a un año porque tenemos que hacerlo mediante una ley departamental y una ley nacional; mientras dura este proceso, hemos planteado un convenio interinstitucional en el que el Gobierno Municipal de Quillacollo tengo tuición sobre esta propiedad y pueda asumir la responsabilidad que corresponde“, precisó Solá.

El bloqueo comenzó el lunes y son cientos de personas perjudicadas que tuvieron que hacer trasbordo para llegar a la ciudad. Mientras, varios vehículos esperaban parados a que pueda solucionarse el conflicto para poder movilizarse.