Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 26 de septiembre de 2022
  • Actualizado 09:12

SEDES: "Incumplimiento de medidas de bioseguridad impide acelerar la desescalada"

Yercin Mamani, jefe de Epidemiología del SEDES, le recordó a la población la importancia de mantener las medidas de bioseguridad. Fue reportada una fiesta en Quillacollo el pasado fin de semana con 10 casos positivos de la COVID-19.
El jefe de Epidemiología del SEDES, Yercin Mamani, brinda el informe diario del comportamiento de la COVID-19. Captura de video GADC
El jefe de Epidemiología del SEDES, Yercin Mamani, brinda el informe diario del comportamiento de la COVID-19.
SEDES: "Incumplimiento de medidas de bioseguridad impide acelerar la desescalada"

El jefe de Epidemiología del Servicio Departamental de Salud (SEDES) de Cochabamba, Yercin Mamani, indicó hoy martes que el incumplimiento de las medidas de bioseguridad "impide" acelerar la desescalada, a pesar de que la misma continúa. La autoridad le recordó una vez más a la ciudadanía que el uso estricto del barbijo en la calle y cuando uno está en contacto con otras personas, el lavado/desinfección constante de manos y el distanciamiento físico "aplica a todos, tanto vacunados como quienes no recibieron las dosis aún".

"La cantidad de casos ha sido inferior a otros lunes de semanas anteriores, pero aún no llegamos a los números esperados. Tenemos 5.816 personas, que se encuentran en fase activa de la enfermedad, posibles contagiadores porque no todos están en hospitales. Varios de ellos guardan aislamiento domiciliario con un tratamiento ambulatorio. Hubo 949 fallecidos en lo que va de la tercera ola, que es el 21% del total a nivel país. Este dato aún está por debajo de los 1.325 decesos de la primera ola, pero prácticamente triplica las 318 muertes de la segunda. Lamentablemente seguimos observando circulación luego de los horarios establecidos", reflexionó durante el informe diario en una conferencia de prensa. 

Mamani acotó que el SEDES ha hecho el "seguimiento correspondiente" del incidente registrado en medios de comunicación: tuvo lugar una fiesta en Quillacollo. "El fin de semana pasado ocurrió esta actividad en la que participaron muchos adolescentes. Hubo 10 casos de COVID-19 después de que se tomaran muestras de laboratorio. Son estas situaciones las que no nos permiten disminuir de manera más acelerada el índice de contagios en el departamento. Sin embargo, la desescalada sigue y esperamos mantener estas cifras por tres semanas hasta llegar al umbral de seguridad, estimado en menos de 500 casos por semana epidemiológica".

Cochabamba registró ayer lunes 272 casos positivos de coronavirus, 13 decesos y 505 recuperados de la patología. "Es por eso que debemos ser prudentes con las medidas que vayamos a tomar. Presentaremos los informes correspondientes esta tarde (14:00) en la Sala Situacional. Si bien los contagios siguen bajando, aún continúa la tasa de letalidad. En los últimos tres días fue subiendo la cantidad de cochabambinos que perdieron la vida por el virus: nueve, 10 y ayer 13", dijo Daisy Rocabado, secretaria departamental de Salud.

Respecto a la ocupación de camas de terapia intensiva e intermedia, Mamani dijo que la misma "se fue reduciendo" al 95%. "Si bien fueron desocupadas seis camas de terapia intensiva anoche. Pero esta mañana ya no estaban disponibles. Es por ello que aún no podemos hablar de una 'desaturación' del sistema sanitario. Más allá de que el consumo de oxígeno se ha ido estabilizando, la afluencia de pacientes aún es alta. De los más de 5.000 personas que viven con la enfermedad, el 20% requiere atención hospitalaria. Hablamos de 1.000 sujetos aproximadamente.