Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 20 de mayo de 2022
  • Actualizado 10:09

Rescatan treintena de animales e investigan a presunta traficante de vida silvestre

La Policía Forestal de Medio Ambiente (Pofoma) y la Gobernación realizaron un operativo conjunto.
Algunos de los animales rescatados. GOBERNACIÓN
Algunos de los animales rescatados. GOBERNACIÓN
Rescatan treintena de animales e investigan a presunta traficante de vida silvestre

La Policía Forestal de Medio Ambiente (Pofoma) y la Gobernación realizaron un operativo conjunto este jueves, y rescataron una treintena de animales, entre silvestres-exóticos y domésticos de la casa de una persona que aparentemente traficaba con dichas especies.

El hecho ilegal se dio a conocer por denuncias de internautas, quienes alertaron sobre las ofertas que hacía una mujer en las redes sociales sobre los animales con precios de hasta 1.500 bolivianos.

“Hablamos en este caso de miopsitas, pionus, cotorras australianas, un halcón algunos erizos que se han recuperado del domicilio; ademán ha habido animales domésticos, pero han sido remitidos a zoonosis”, precisó al respecto el responsable del Programa de Biodiversidad, Omar Osco.

Agregó que los animales serán trasladados a un centro de custodia.

Según el reporte de la dependencia policial, tras recibir la denuncia e identificar a la persona en cuestión, quien en principio vendía dos animales silvestres vía redes sociales, se investigó y se dio con su domicilio. Ahí encontraron un número significativo de animales, que, además, vivían en malas condiciones.

“La señora ya ha pasado al Ministerio Público, se está continuando con la investigación y vamos a ver también qué nexos tenía con otros vendedores o de dónde traía y a dónde llevaba. Tenemos entendido que traía estos animales de Santa Cruz”, informó el director en ejercicio de Pofoma.

La Gobernación se constituyó en parte querellante contra la persona que presuntamente traficaba con estos y otros animales de la vida silvestre.

“Cualquier persona que esté comercializando vida silvestre, lo que está haciendo es apropiarse de un patrimonio del estado boliviano y esta apropiación de este patrimonio común, tiene una sanción de hasta seis años de cárcel y también está prohibida la comercialización, el transporte y tenencia de animales silvestres por la Ley 1333 y por el decreto de veda general indefinida que también establecen sanciones penales”, subrayó Osco.