Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 28 de noviembre de 2022
  • Actualizado 11:57

Promueven bloqueo "de las mil calles" y piden renuncia de Rivera

Este miércoles, presentaron al “comité interinstitucional”. Anunciaron un paro movilizado desde hoy; prevén un cabildo a las 18:00.
Representantes de diferentes sectores que hacen al comité interinstitucional, este 9 de noviembre. DICO SOLÍS
Representantes de diferentes sectores que hacen al comité interinstitucional, este 9 de noviembre. DICO SOLÍS
Promueven bloqueo "de las mil calles" y piden renuncia de Rivera

Tras el anuncio del Gobierno sobre la determinación de la realización del censo nacional en 2024, diferentes plataformas y representantes de sectores de Cochabamba cuestionaron la decisión y que en el departamento no se hayan asumido acciones, como ocurre en Santa Cruz con paros y bloqueos.

Con la premisa de exigir el censo en 2023, conformaron un comité interinstitucional, anunciaron un paro movilizado con el “bloqueo de las mil calles”, desde hoy, y exigieron la renuncia del presidente del Comité Cívico, Apolinar Rivera.

Anunciaron que los puntos de bloqueo se instalarán desde la madrugada; además, prevén un cabildo para las 18:00 horas en la plazuela de las Banderas.

Juan Flores, quien antes fue representante cívico de Cochabamba, remarcó que hubo ausencia y traición de instituciones como el Comité Cívico. Dijo que el comité interinstitucional del departamento de Cochabamba será “para defender al pueblo”.

Además, enfatizó que, hoy, comenzará el “bloqueo de las mil calles”.

“Le damos un plazo de 24 horas a don Apolinar Rivera, lacayo de los políticos domésticos, para renunciar y dejar el Comité Cívico del pueblo de Cochabamba. Se elegirá un nuevo presidente de la gran institución”, enfatizó.

El asambleísta de Fuerza Republicana Democrática Nacional (Súmate) Enrique Siles expresó que Cochabamba no puede estar “tibia” ni al margen de la “lucha por el Censo 2023”

“El Censo 2023 significa democracia para el 2025. Los que dicen ‘censo 2024’, significa que quieren que otra vez el MAS (Movimiento Al Socialismo) gane en 2025. Por eso, como luchadores de la democracia, pedimos a todos os concejales de provincias, a las autoridades de Cochabamba de todas las instituciones, sin importar el color político (…), que se sumen a este paro de las mil calles. Hay que demostrarle al Gobierno que los que somos democracia, somos más que el MAS”.

El representante de los mineros Marco Gómez, por su lado, dijo que su sector se suma al comité interinstitucional y también cuestionó a los cívicos.

“Se desconoce a estos señores, vendidos al masismo. Su huelga de hambre no sirve para nada”, expresó.

Mientras, el representante del Control Social de la Ciudad de Cochabamba, Jhonny Gumucio, dijo que los vecinos exigen el respeto a las leyes y la Constitución Política del Estado; recordó que en la Carta Magna se establece que los censos deben realizarse cada 10 años.

“Este censo no puede ser postergado porque ello retrasa que los recursos económicos sean redistribuidos de manera equitativa y per cápita. Asimismo, ya no confiamos en ese padrón electoral, hoy más que nunca pedimos la actualización del padrón electoral”, afirmó.

La representante de mujeres de Alianza Campo ciudad, Giovana Gutiérrez, cuestionó que el Gobierno se opone al censo el próximo año porque se evidenciaría “el fraude que hubo en Bolivia”.

Entretanto, el representante de las plataformas, Omar Sánchez, expresó que en la región no existe un liderazgo claro. Llamó a que la gente se reúna en puntos de bloqueo.

“El padrón electoral, el pacto fiscal, la distribución de escaños y la distribución de recursos no pueden pasar del segundo semestre de 2024. No tiene que empañarse para nada con las elecciones, ni siquiera con las primarias”, expresó.

Ante estas posturas y pedidos de renuncia, el presidente del Comité Cívico, Rivera, expresó que se trata de ciudadanos que tienen el derecho de opinar y que no los cuestionarán.

“Lo único que les decimos es que, nosotros no vemos a una institucionalidad (…). Las personas que quieran hacer paralelos, que quieran organizarse instituciones, es decisión personal; pero, no representan a la institucionalidad”, dijo, recordando que él y los demás representantes tienen respaldo de empresarios privados, Central Obrera, gremiales, transporte y otros.

“Pueden hacer su organización. Nadie les va a prohibir. Pero, lo que no vamos a aceptar en ningún caso es que cuestionen una institucionalidad que está costándonos articular”, sostuvo.