Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 23 de enero de 2022
  • Actualizado 05:31

Procesos penales y suspensiones dejaron a Leyes dos años fuera

En su ausencia el Concejo Municipal tuvo que designar autoridades suplentes. Quienes ocuparon el cargo fueron Karen Suárez e Iván Tellería.
El alcalde titular de la ciudad de Cochabamba, José María Leyes.
El alcalde titular de la ciudad de Cochabamba, José María Leyes. ARCHIVO APG
Procesos penales y suspensiones dejaron a Leyes dos años fuera

Debido a procesos penales y a sanciones administrativas, el alcalde titular de Cochabamba, José María Leyes, acumula un total de dos años fuera de la silla edil de la ciudad, sumando períodos en diferentes años.

En la actualidad cumple una cuarta suspensión de 30 días sin goce de haberes. Además, el Concejo Municipal aprobó, este 26 de enero, dos resoluciones municipales con suspensiones más, que suman un total de 60 días y lo alejan hasta mediados de abril. Además, hay más temas pendientes en su contra en la Comisión de Ética del Órgano Deliberante.

Su ausencia derivó en la designación de alcaldes suplentes temporales. De acuerdo con los tiempos previstos y considerando las elecciones subnacionales, Leyes ya no volvería a la Alcaldía. La posesión de nuevas autoridades está programada para el 30 de marzo; y si hay repetición de votos, para el 7 de abril.

LO PENAL

El concejal Edwin Jiménez recordó que, en primera instancia, el alejamiento del Alcalde titular fue por determinaciones judiciales.

Los procesos y detenciones de Leyes comenzaron en abril de 2018, con el caso denominado Mochilas I, por la compra supuestamente irregular de material escolar en 2018. Entonces, desde mayo hasta noviembre de ese año, la concejala Karen Suárez.

Leyes salió libre a fines de noviembre, y volvió por unos días a la silla edil. Sin embargo, por el caso Mochilas II, por la adquisición de material en 2017, fue nuevamente detenido en la cárcel. Entonces, en diciembre de 2018, asumió como suplente temporal Iván Tellería. Esta suplencia se extendió hasta febrero de 2020. El 14 de ese mes, Leyes retornó a sus funciones de Alcalde.

SANCIONES

Sin embargo, las sanciones administrativas volvieron a sacar a Leyes del cargo. El concejal Jiménez precisó que con base en recomendaciones de la Contraloría General del Estado (CGE), auditorías e informes jurídicos, el Concejo emitió ya seis suspensiones, cada una de 30 días sin goce de haberes.

Tres de esas ya se cumplieron, desde octubre de 2020. Están referidas a la contratación presuntamente irregular de mochilas escolares en 2017, observaciones por contrataciones para el desayuno escolar en 2017 y la entrega supuestamente simulada de motos, camionetas y vagonetas a la Policía.

La cuarta está en etapa de cumplimiento y se dio por la ampliación de alquiler del campo ferial de Alalay sin la autorización del Concejo Municipal.

La quinta y la sexta suspensión fueron aprobadas por el Concejo el martes 26 de enero. Una es por la contravención a resoluciones sobre el tema de fiscalización al uso de más de 10 millones de bolivianos para las canastas solidarias, que se aprobaron el 30 de marzo de 2020. Y la otra es por no rendir cuentas por más de 65 millones de bolivianos destinados a temas del coronavirus, COVID-19, y por no haber cumplido con resoluciones. “La propia Contraloría General del Estado nos ha pedido informes, que hemos ido enviando”, expresó el concejal.

SUPLENTE QUERELLANTE

El 11 de octubre de 2020, Tellería fue nombrado otra vez como alcalde suplente. Asumió el cargo, luego de algunos conlfictos y cpon una acciñon de ucmplimiento de por medio, el 24 de octubre.

Al haberse aprobado varias resoluciones con susoensiones contra Leyes, el Concejo debe elegir a una lacalde suplente cada vez que concluye el plazo de cada suspensión. En estas cuatro primeras sanciones, Tellería fue el designado.

En su calidad de Alcalde, le corresponde incluso ser denunciante contra el mismo alcalde titular. “Cuando existe un supuesto daño económico al municipio, sé es parte querellante. Ya la justicia determinará quiénes son los culpables o si son inocentes”.

Entre esos casos están Mochilas I, II y III.

Además, este 26 de enero, el Concejo emitió una resolución conminando a Tellería a que sea querellante en el caso de Ciudad Segura, un proceso que inició en 2018 y está relacionado con la compra de cámaras con más de 100 millones de bolivianos. “Según el Viceministerio de Transparencia, habría un sobreprecio mayor a los 29 millones de bolivianos”, precisó el concejal Jiménez.

Tellería manifestó que responderá como corresponde desde el cargo que ocupa.

Por otro lado, fuentes cercanas al alcalde Leyes manifestaron que él decidió no referirse a estos temas mi brindar declaraciones al respecto.

Ante la ausencia de Leyes en la silla edil, para el concejal Edwin Jiménez, el tema de gobernabilidad es “complicado”, porque las suplencias no tienen la misma legitimidad, porque no han sido electos como alcaldes. “Pero, esa es la coyuntura que ha sucedido por presuntos hechos de corrupción”.