Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 28 de octubre de 2021
  • Actualizado 00:32

La prensa cochabambina toma las calles y exige que jueza retire conminatoria a 13 medios

Además, los trabajadores de los 13 medios de comunicación intimados por la Justicia a entregar información de sus labores piden garantías. Esto, luego de que el abogado sentenciado apuntara contra los periodistas que cubrieron su situación.  
Los comunicadores, en estado de emergencia. Dico Solís
Los comunicadores, en estado de emergencia. Dico Solís
La prensa cochabambina toma las calles y exige que jueza retire conminatoria a 13 medios

Centenas de trabajadores de la prensa de Cochabamba marcharon esta mañana por el centro de la ciudad, exigiendo, con vehemencia, que el derecho a la libertad de expresión sea respetado.

La situación de alerta y preocupación se da luego de que 13 casas periodísticas fueran instadas a facilitar y revelar información privilegiada concerniente al caso del abogado sentenciado Jhasmani Torrico. Este ha sido condenado a seis años y seis meses, por los delitos de tortura y secuestro.

Las distintas voces de los protestantes fueron tomando fuerza conforme avanzó la marcha en la plaza 14 de Septiembre, donde sucedió la concentración y se dio a conocer los requerimientos por parte del sector, que se siente vulnerado en su derecho al trabajo.

Luego de llevar en alto banderas con la leyenda "Libertad de expresión" y corear, al mismo tiempo, la consigna "¿Qué queremos?, ¡libertad de expresión!", los trabajadores de los medios conminados se detuvieron y escucharon los pronunciamientos por parte de algunos directivos locales.

El presidente de la Federación Sindical de Trabajadores de la Prensa de Cochabamba (FSTPC), David Ovando, fue contundente en su solicitud: que la jueza penal Sofía Camacho Almanza, quien dio vía libre a la petición de Jhasmani Torrico, dé un paso atrás.

Ovando agradeció, en primera medida, a la Defensoría del Pueblo, el Ministerio de Justicia, la representación de las Naciones Unidas en Bolivia y el Colegio de Comunicadores de Cochabamba, entre otras entidades, luego de que estas se hicieran eco de la situación.

"Está lejos de su alcance, de su competencia, el conminar a 13 medios de comunicación para que entreguen información privilegiada del trabajo. Tenemos entendido que no se va a entregar esa información porque no corresponde. A nosotros solo nos pueden procesar por la vía del Tribunal de Imprenta. Eso dice la ley, los jueces solo tienen que cumplir. Debo recordar que la libertad de expresión no se va a negociar ni aquí, ni allá, ni en ningún lugar".

"Esa libertad de expresión la vamos a defender con la vida. No dejaremos el estado de emergencia. Con nuestros representantes de cada sindicato, nos mantenemos en emergencia hasta que la jueza retire la conminatoria que se atrevió a realizar a estos 13 medios. No vamos a levantar el estado de emergencia mientras que la Justicia no se aboque a hacer su trabajo. Le pediremos, además, al Tribunal de Justicia Departamental que nos dé garantías para trabajar, como todos los bolivianos".