Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 09 de febrero de 2023
  • Actualizado 00:08

Nogales deja una vida de periodismo desde el Che, hasta Apolo 11 y Wilster

José Nogales durante  la presentación de su libro en 201.  DICO SOLÍS
José Nogales durante la presentación de su libro en 201. DICO SOLÍS
Nogales deja una vida de periodismo desde el Che, hasta Apolo 11 y Wilster

Una de las principales personalidades del periodismo en Cochabamba fue José Nogales Nogales, quien falleció ayer por COVID-19, informaron sus amistades.

“Chechi” se inició en el periodismo en 1960, a sus 17 años, en el matutino El Mundo, luego pasó a El Clarín y La Prensa de Cochabamba. Siete años después, hizo la cobertura de la muerte de Ernesto Che Guevara en la guerrilla de Ñancahuazú. 

Escribió dos libros: “Escombros”, publicado en 1987” y  “El Che Guevara, rebelde con causa”, divulgado en 2010.

En 1970, a sus 27 años, tuvo el privilegio se obtener  la acreditación para asistir al lanzamiento del cohete Apolo 11, en Cabo Cañaveral, Estados Unidos, para el enviar a  los astronautas a la Luna.

Tuvo su trinchera en el periodismo durante los gobiernos de la dictadura y pretendieron callarlo al ponerlo en la cárcel por algunas semanas.

Fue Jefe de Prensa de Radio Centro y junto a los ejecutivos de ese medio crearon el primer noticiero radial que hasta hoy se denomina “El Central de Centro”, en amplitud modulada (AM). “Fue un gran amigo, periodista y un excelente maestro. 

Era una persona meticulosa en su trabajo y nos exigía un trabajo libre de errores. Se hacían los flashes informativos por teléfono, en el instante, ante cualquier suceso”, dijo el exdirector de OPINIÓN Federico Sabat, quien trabajó junto a Nogales en varios medios de comunicación. Además, recordó una anécdota cuando fueron invitados para una cobertura en Brasil.

“Muchos colegas entramos al mar, pero tuve que auxiliar a Chechi porque se cayo debido a una fuerte oleada”, contó.

Su destacada labor en el mundo de las noticias, información e investigación, le permitió obtener el Premio Nacional de Periodismo en 1991.

Otra de sus pasiones fue el fútbol. Su sentimiento por Wilstermann le permitió asistir a ver los partidos del Rojo al estadio Félix Capriles, acompañado de sus hijos.

“Él fue un wilstermanista de corazón. Cuando hacía un despacho a Colombia yo decía que Jairsinho ya no estaba en el Rojo, él me escuchó y me dijo ‘no puedes decir eso estás perjudicando a Wilster’. Yo solo le dije que estaba haciendo lo que me enseñó, informar como suceden las cosas y solo se quedó mirándome”, recordó Óscar Galdo, director de Ovación en Radio Centro.

Nogales también se tituló como abogado en la Universidad Mayor de San Simón (UMSS) y fue docente en esta Casa Superior de Estudios, pero más pudo su pasión por los micrófonos hasta los últimos días al dirigir y presentar el noticiero JNN en Canal 2, con su sello propio.