Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 28 de mayo de 2024
  • Actualizado 00:32

La nieve cubre el Tunari; frío y lluvia se apoderan de la Llajta

Un poblador y su burro atraviesan la nieve en las alturas. /  LUIS MAMANI
Un poblador y su burro atraviesan la nieve en las alturas. / LUIS MAMANI
La nieve cubre el Tunari; frío y lluvia se apoderan de la Llajta

Cochabamba amaneció ayer sábado con un manto de nieve que vistió de blanco el Tunari. La nevada que dejó bellas postales de la ciudad llegó acompañada de bajas temperaturas y lluvias en la Llajta. 

Los productores del valle cochabambino aseguran que la precipitación de los copos blancos en la cumbre y las zonas altas de la Llajta augura una “buena cosecha”.

El temporal de nieve, que comenzó el viernes y se extendió hasta la madrugada de ayer, también se registró en los departamentos de La Paz, con énfasis en el norte paceño y los Yungas, además de Oruro y Potosí. 

Producto de la intensa nevada, el tránsito vehicular registrado en las principales carreteras que unen estos departamentos fue suspendido temporalmente. 

El sector de Confital, en la ruta Cochabamba-Oruro, fue uno de los más afectados. Entretanto, las vías que conectan la urbe con los municipios de Independencia, Cocapata y Morochata reportaron intransitabilidad vehicular, por el exceso de nieve que cubrió las vías. 

Varios turistas aprovecharon la llegada de la nieve y ascendieron a la cordillera para disfrutar del gélido paisaje. 

Un ave sobrevuela  el cielo cochabambino y a lo lejos, el imponente Tunari nevado.  / DICO SOLÍS
Un ave sobrevuela el cielo cochabambino y a lo lejos, el imponente Tunari nevado. / DICO SOLÍS

TERMINAL  Desde la Terminal de Buses de Cochabamba informaron que, desde ayer, las salidas a los departamentos de Oruro y La Paz se realizan con normalidad. Sin embargo, Tránsito recomendó a los conductores manejar con extrema precaución. 

El imponente Tunari cubierto de nieve, visto desde la ciudad. / DICO SOLÍS
El imponente Tunari cubierto de nieve, visto desde la ciudad. / DICO SOLÍS

SENAMHI En medio de este panorama, el Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) activó una alerta naranja por lluvia, ascensos repentinos de afluentes y posibles desbordes de ríos en Cochabamba y La Paz. 

La alerta rige desde ayer y se extenderá hasta mañana lunes, 8 de mayo. Esta da cuenta que los ríos Ichilo, Ivirgarzama, Magareño, Chimoré, Mamorecillo, Chapare, Chipiriri, Eterazama e Ichoa reportarán ascensos repentinos con posibles desbordes de afluentes.

Vías cubiertas de nieve en la ruta hacia la región Andina, en Cochabamba. / LUIS MAMANI
Vías cubiertas de nieve en la ruta hacia la región Andina, en Cochabamba. / LUIS MAMANI