Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 08 de diciembre de 2021
  • Actualizado 12:47

Manifestantes exigen credencial para permitir ingreso a Defensoría

El delegado defensorial, Nelson Cox, y manifestantes.  NOÉ PORTUGAL
El delegado defensorial, Nelson Cox, y manifestantes. NOÉ PORTUGAL
Manifestantes exigen credencial para permitir ingreso a Defensoría

Los insultos abundaron en las puertas de la Defensoría del Pueblo de Cochabamba donde un grupo de manifestantes impedía que el delegado defensorial, Nelson Cox, y otros trabajadores ingresen a las oficinas que permanecían cerradas desde hace 14 días.

Tras discusiones, insultos y forcejeos, los manifestantes aceptaron abrir las oficinas y dejaron que los trabajadores entren previa presentación de credenciales. No fue suficiente una explicación, debían demostrar que pertenecían a la Defensoría.  

Cox llegó hasta las oficinas ubicadas en la calle 16 de Julio para exigir ingresar y que se les permita trabajar. 

En respuesta, varias mujeres le insultaron y acusaron de ser cómplice de las muertes en los puentes Huayculi (Quillacollo) y Huayllani (Sacaba) durante los conflictos ante la denuncia de fraude electoral en las elecciones de octubre pasado. 

 Los manifestantes criticaron el actuar de Cox en el cabildo de Sacaba en pasado mes.  

Cox respondía que las personas que protestaban podían pedir su renuncia en la Asamblea Legislativa Plurinacional, la instancia que lo designó en ese cargo.

La asambleísta Lizeth Beramendi de la agrupación UNICO, dijo que Cox durante las dos semanas no se acercó a la oficina para intentar trabajar. 

Cox consiguió su cometido con resguardo policial. Tras de él, los manifestantes, la mayoría mujeres, se instalaron  en la puerta para permitir el paso de los trabajadores solo si tenían documento que los acredite como tales.