Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 16 de mayo de 2022
  • Actualizado 04:05

Manfred Reyes Villa: ‘Yo abrí K'ara K'ara, yo mismo lo voy a cerrar’

En entrevista con OPINIÓN, reconoció que el reordenamiento vehicular no será posible en su totalidad este año. Habló de modernizar mercados y más.
El alcalde Manfred reyes Villa en su despacho, el jueves 28 de abril.DICO SOLÍS
El alcalde Manfred reyes Villa en su despacho, el jueves 28 de abril.DICO SOLÍS
Manfred Reyes Villa: ‘Yo abrí K'ara K'ara, yo mismo lo voy a cerrar’

Manfred Reyes Villa, el alcalde Cochabamba, se muestra confiado tras su primer año en la legislatura 2021 – 2026. Funge por quinta vez en el cargo.

En entrevista con OPINIÓN, el político de la Fuerza Republicana Democrática Nacional (Súmate), evalúa la gestión que asume desde el 3 de mayo de 2021, tras haber ganado las elecciones con el 55.63 % de votos.

Es jueves 28 de abril; tiene agenda llena. Llega a su despacho después de haber ido a la Contraloría General del Estado (CGE) (sus bienes bajaron en un año de 314.019 bolivianos a 246.820) para actualizar su declaración jurada de bienes y rentas, pues es abril, mes de su cumpleaños y, por ley, son los días en los que debe cumplir con esta documentación.

Recuerda sus compromisos electorales, cuenta su primer año en esta legislatura y hace promesas para este 2022; entre esas, un impulso al reordenamiento vehicular porque no será posible en su totalidad este año, novedades en un par de meses sobre K’ara K’ara, la modernización de mercados, una ciclovía remozada y el plan de ciudad inteligente.

P. Usted ya conoce cómo funciona la Alcaldía, ¿cuánto ha avanzado en este año?

R. No ha sido un año fácil. Cuando hemos llegado, el Alcalde saliente no tenía toda la información. Hemos tardado unos 30 a 45 días. Sin embargo, hemos podido lograr darle la dinámica que necesita Cochabamba y trabajar en un año bastante duro (…).

P. Cuando ha iniciado la gestión, ofreció un plan para 50 años y ha ofrecido una veintena de proyectos a los cochabambinos, ¿cuánto ha podio avnazar?

R. La Ciudad Inteligente hemos avanzado bastante. Tenemos el 151 ya digitalizado; estamos haciendo una plataforma importante donde tengamos toda la información en archivos. Si usted quiere una información de hace 10 años, ya no lo encuentra; en cambio, cuando está todo digitalizado podemos tener información en todo sentido (…). Realmente, estamos avanzando como ciudad. Hace más de 20 años, cuando era Alcalde, recuperé la laguna Alalay; pero, no ha habido mantenimiento y otra vez hay olores, una laguna totalmente degradada. Tenemos que hacer otra vez la recuperación.

P. ¿Cuánto ya se ha hecho?

R. Se ha avanzado bastante; pero, ahora ya no depende del Alcalde; ya existe el Crempla (Comité de Recuperación, Mejoramiento y Preservación de la Laguna Alalay), que son varias instituciones. Vamos a hacer el dragado, el saneamiento de la laguna, la extracción de lodos; y no solamente vamos a ir a esa parte del lago, vamos a hacer la segunda parte que es el entorno, un proyecto ecológico, pero también turístico.

P. ¿Cuándo concluye este proyecto?

R. Ya estamos en el trabajo de cómo se va a hacer el dragado. Inmediatamente terminemos, que será como 30 días más, empezamos con el dragado y, luego, empezamos con la segunda fase. Estamos haciendo proyectos ecológicos como Coña Coña. Estamos terminando el proyecto del río Rocha (…). Tengo que trabajar con Sacaba, con Colcapirhua, con Quillacollo, obviamente con la Gobernación. Hay empresas que nos han venido a ofrecer ya plantas de tratamiento cómo esta donde ha ido el Gobernador, podemos trabajar en forma conjunta.

P. Usted viajó a Estados Unidos para ver este tema, ¿hubo resultados?

R. Sí. Tenemos financiamiento. Financiamiento para este tipo de proyectos abunda, lo único que falta es la voluntad política. Pero, el financiamiento no es solamente lo que diga la Alcaldía o la Gobernación, sino pasa por el Gobierno porque son acuerdos de gobierno a gobierno; nosotros pagamos, pero tiene que haber un aval de parte del Gobierno.

P. Otro tema que preocupa y que era una promesa suya es que en seis meses se cerraría K’ara K’ara, ha pasado un año ¿cuánto se ha avanzado?

R. Se ha avanzado en menos de los seis meses. Tengo la ley, las condiciones; pero, ya no depende de la Alcaldía. Necesitamos la ficha ambiental para poder trasladar. Dije seis meses, y lo hemos hecho antes. Estamos esperando decisiones de otros gobiernos municipales (…), esperamos que en un par de meses ya tengamos la solución completa.

No tenemos en la provincia Cercado un espacio donde podamos contar una cantidad de hectáreas para hacer un relleno sanitario (…). Ya tenemos bastantes interesados. Pero, mientras usted ponga una planta de industrialización, eso le toma un año y ocho meses y hasta dos años. Hasta mientras, necesitamos un relleno sanitario, porque ya K’ara K’ara ha colapsado. Pese a que yo mismo lo he abierto, yo mismo lo voy a cerrar.

P. ¿Ya hay un lugar donde trasladarlo?

R. Sí. Tenemos tres alternativas y en eso estamos trabajando, eso está demorando (…). Vamos a ver la que sea más rápida. Usted ya va a ver nomás el cambio, sin necesidad de decirle dónde, cómo, porque cuando decimos se presentan las vicisitudes que hemos tenido, porque a veces son intereses políticos.

P. ¿Podemos saber el cuándo?

R. En un par de meses ya vamos a anunciar dónde va a ser el relleno sanitario.

P. El tema de transporte y comercio es algo que mueve al municipio. ¿cuánto se puede hacer realmente para reordenar Cochabamba?

R.  Lo que pasa es que se han malacostumbrado. Las gestiones anteriores han loteado la ciudad, Cochabamba es un mercado (…). También es parte la falta de empleo. Pero, más allá de eso, son desdobles, gente que se ha acostumbrado a vender en cualquier lugar, sin cumplir ninguna normativa y, como se han dado patentes, licencias de funcionamiento donde sea. Reordenar es bien complicado (…). Vamos a tener que reordenar con ellos. Por ejemplo, tenemos la visión de que vamos a trabajar con el mercado Calatayud Norte y Sur para que sea el primer mercado en modernizarlo y lo vamos a hacer en consenso con ellos. 

P. ¿El tema del transporte también es posible?

R. No es por ser ególatra. Desde que yo he hecho el reordenamiento vehicular, nunca más se ha hecho el reordenamiento. Necesitamos también hablar con los transportistas de los vehículos grandes. Yo ya he conseguido varios financiamientos, bastante apoyo para poder cambiar las herramientas de trabajo de ellos a un sistema eléctrico.

P. ¿Podrá verse ya algún cambio este año?

R. No creo este año. Este año vamos a definir cómo se va a hacer y al año ya puede ir cambiando y haciendo un reordenamiento vehicular en torno a lo que necesita la ciudad, para que la situación no sea tan caótica.

P. En otro tema, ¿qué cantidad de funcionarios tenemos en la municipalidad?

R. La Alcaldía tiene 5 mil trabajadores con las empresas descentralizadas, es un número bastante alto. Yo en esa épica había dejado 1.600 trabajadores, ahora somos 5 mil, claro, la ciudad ha crecido, pero no necesitamos tanta gente (…).

P. En días recientes, anunció la eliminación de las microempresas y un contrato directo de personal, ¿va a poder la Alcaldía con estas 500 personas más?

R. Vamos a hacerlo así, porque las microempresas tenían sus propias normas, reglas. No puede estar Seguridad Ciudadana, no puede estar la Guardia Municipal o Movilidad Urbana en el manejo de microempresas que además les tenían que pagar el salario mínimo de 2.100 y les pagaban 1.600, 1.500. Todas las reglas las ponemos nosotros y vamos a trabajar ya con gente nuestra.

P. Ya va empezando un segundo año como Alcalde. ¿Cuáles son los retos para 2022, cuáles son las promesas desde la Alcaldía?

R. Nuevas redes de ciclovía, una ciudad inteligente con servicios digitalizados que benefician a la población (…). Estamos haciendo 400 mil metros cuadrados de pavimento rígido. Estamos construyendo establecimientos educativos, centros de salud, vamos a hacer hospitales y proyectos ecológicos como los famosos pulmones, los bosques que va a tener la ciudad.

P. Cundo ingresó a la Alcaldía hablaba de 500 mil millones de bolivianos de deuda flotante, ¿ha cambiado esta situación?

R. Hemos disminuido bastante, hemos logrado pagar a la mayoría; por ejemplo, de las empresas a las que les debían más de 90 millones, hoy estamos debajo de 30 millones. Les vamos pagando, además haciendo obras importantes.

P. El tema político se cruza con el tema jurídico también, hay denuncias que se reactivan, ¿cómo está su situación jurídica?

R. El tema jurídico es más un tema político porque hoy no podríamos hablar de un estado de derecho con muchas excepciones; cuando usted ve un ataque jurídico a Manfred, es un ataque político. Por algo estoy otra vez en Cochabamba, por algo estoy sentado aquí otra vez como Alcalde, porque si yo hubiera tuviera algo grave, ¿usted cree que yo hubiera retornado al país? No lo hubiera hecho. Además, la población conoce todas las acusaciones que me han hecho, y han votado por mí. Entonces, el pueblo, el soberano, ha confiado en Manfred, y estoy sentado nuevamente aquí.

Hay un odio mortal de mucha gente, no de toda la gente del MAS, hay gente que sí reconoce el trabajo y nos ayuda, pero hay gente como los perdedores que andan en Sucre tratando de hacer cualquier cosa contra Manfred. Yo les digo, el pueblo va a reaccionar, no es nomás aquí atacar. Estamos hablando de hace cuántos años pasados, 14, 15. Entonces, yo creo que la fuerza del pueblo me ha colocado aquí, y ha evitado que me saquen la otra vez.

P. ¿Hay alguna situación por la que usted dejaría de ser Alcalde?

R. Ninguna. Dios mediante, mientras Dios me dé salud, yo voy a poder seguir siendo Alcalde.

El Alcalde Termina con un mensaje de unidad y pide dejar de lado los temas políticos, se compromete a mejorar la ciudad.

Al concluir la entrevista, Reyes Villa se alistaba para participar de un acto de entrega de reconocimientos a deportistas cochabambinos que lograron medallas internacionales.

Mientras, se escuchaba una protesta. Un grupo de personas se había instalado frente a la Alcaldía, gritando hacia el balcón del despacho del Alcalde. “¿Cuándo? ¡Ahora!”.