Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 20 de mayo de 2022
  • Actualizado 09:19

LOS SINSABORES DE UNA GESTIÓN QUE EMPEZÓ CON VICTORIA

Leyes se va con 18 procesos, 6 suspensiones y 2 pendientes

Los temas administrativos continuarán en el Concejo y, si hay sanciones, pueden ser avales para sustentar denuncias ante la justicia.
José María leyes el 1 de junio de 2015, cuando asumió como Alcalde de Cochabamba.   OPINIÓN
José María leyes el 1 de junio de 2015, cuando asumió como Alcalde de Cochabamba. OPINIÓN
Leyes se va con 18 procesos, 6 suspensiones y 2 pendientes

José María Leyes llegó a la Alcaldía de Cochabamba victorioso, con un apoyo de casi el 57% de los votos y seis concejales, de 11, como garantía de gobernabilidad en el municipio. El 1 de junio de 2015 ingresó a las instalaciones municipales, como Alcalde, en medio de fiesta, alfombra roja, banda, abrazos, besos, con globos verdes del color de su partido, el Movimiento Demócrata Social (Demócratas), y promesas de una mejor ciudad.

Entonces tenía 37 años, ahora tiene 43.

La fiesta terminó, y la gestión de Leyes comenzó a tornarse amarga debido a denuncias de corrupción, procesos penales que lo llevaron a la cárcel y sanciones que lo suspendieron y lo alejaron de la silla edil cochabambina; hasta que, en medio de una inestabilidad de meses, decidió renunciar irrevocablemente el 24 de marzo, apoco más de un mes antes de que concluya la gestión con la posesión de las nuevas autoridades.

Se fue despidiéndose de los funcionarios que lo miraban desde los balcones y abrazando a un par de personas. “Salimos por la puerta grande y de frente a nuestro pueblo, porque tenemos la conciencia tranquila”, aseguró

Pero, se va con al menos 18 procesos, se emitieron seis suspensiones en su contra y hay dos pendientes en la Comisión de Ética.

LOS PROCESOS DESDE 2017 Cuando Leyes renunció, expresó que sus primeros tres años de Gobierno fueron de mucho trabajo y obras. Pero, hubo un quiebre mayor en abril de 2018, cuando iniciaron los procesos en su contra. Para él fue “una cacería”.

Los casos se dieron uno tras otro hasta sumar al menos 18.

Caso intendenta: En noviembre de 2017, el Ministerio de Justicia presentó una denuncia ante el Ministerio Público contra Leyes, por incumplimiento de deberes y nombramiento ilegal de la Intendenta, Luz Rojas Cáceres.

Mochilas I: Este proceso inició el 3 de abril de 2018 con la denuncia de la concejala del Movimiento Al Socialismo (MAS) Rocío Molina y del Viceministro de Transparencia Institucional y Lucha contra la Corrupción. Fue por supuestas irregularidades en la adquisición de 92 mil mochilas en 2018. Por este caso, le dieron detención domiciliaria a Leyes, también fue detenido preventivamente en la cárcel.

Mochilas II: El caso Mochilas II también llevó a Leyes a estar detenido en un recinto penitenciario. El proceso comenzó el 27 de abril de 2018, por la compra presuntamente irregular del material escolar en 2017. Leyes estuvo en la cárcel casi un año.

Mochilas III: La denuncia por este caso se hizo el 10 de diciembre de 2018 por presuntas irregularidades en la compra de mochilas y útiles escolares para 2016. La Gerencia Departamental de la Contraloría General del Estado (CGE) presentó entonces la denuncia contra el Alcalde y otros 13 servidores públicos, además de la empresa que se adjudicó el proyecto.

Una red para contratos: Este proceso fue interpuesto el 15 de octubre de 2018 por el Viceministerio de Transparencia Institucional y Lucha Contra la Corrupción. Se denunció a Leyes, exfuncionarios y hasta a la hermana del ahora exalcalde Leyes. De acuerdo con la denuncia, Leyes habría hecho “uso indebido de influencias al haber controlado y direccionado por intermedio de los servidores públicos y su hermana diferentes procesos de contratación en beneficio de terceros”.

Caso cámaras: Durante la primera semana de septiembre de 2018 se hizo la denuncia por supuestas irregularidades en el proyecto “Cochabamba, Ciudad Segura”, relacionado con la contratación y adquisición de cámaras de seguridad, torres de control y software para la red digital de la ciudad.

Ganancias ilícitas: La denuncia fue presentada a mediados de septiembre de 2018. Un informe de la Unidad de Investigaciones Financieras (UIF) derivó en el inicio de un proceso por supuesta legitimación de ganancias ilícitas contra Leyes.

Vehículos para la Policía: Entre otros casos, están el de la supuesta entrega irregular de vehículos policiales, en 2017.

Un dirigente y contratos: Se trató de un proceso contra Leyes y un dirigente de la Federación Universitaria Local (FUL) de la Universidad Mayor de San Simón (UMSS) por presunto favorecimiento en contratos municipales.

Un préstamo: Un concejal de Demócratas por Colcapirhua formalizó el 7 de noviembre de 2018 ante fiscales de materia una denuncia por estafa, porque supuestamente un préstamo de 1.3 millones de bolivianos no le fue devuelto.

Comidas: Durante la época de la pandemia también surgieron denuncias. El caso denominado Comidas comenzó el 27 de abril de 2020. Se trata de presunta corrupción en la adjudicación de un contrato para dotar alimentos a policías y militares.

Tenencia de arma: Durante el allanamiento del caso Comidas, la Fiscalía halló un arma en casa de Leyes. Dijo que se la entregó el entonces ministro Arturo Murillo “para guardarla”. Este tema derivó en un proceso por tenencia ilegal.

Caso barbijos y alcohol: El 2 de julio de 2020 se presentó una denuncia contra el Leyes y su entonces Secretario de Salud por la compra de alcohol etílico y barbijos KN 95 con presunto sobreprecio.

Denuncia por allanamiento: El allanamiento que presuntamente hizo la Intendencia en la casa del abogado Lurwyn Ledezma, cuando ahí se encontraban consumiendo bebidas alcohólicas en plena cuarentena, derivó en una denuncia hecha por la esposa del abogado.

Empresarios: El 16 de julio de 2020, la Federación de Entidades Empresariales de Cochabamba (FEPC) presentó una carta de denuncia ante la Fiscalía pidiendo que se investigue de oficio a la Gobernación y a la Alcaldía debido a que sus medidas fueron “insuficientes” para reducir la curva de contagios de coronavirus, COVID-19.

La emergencia sanitaria: El 30 de julio también del pasado año, el Concejo denunció a Leyes por incumplimiento de deberes respecto a dos resoluciones referidas a la crisis sanitaria por el coronavirus.

Horno crematorio: El 26 de agosto de 2020, tres diputados y el abogado Ledezma denunciaron a Leyes por presuntas irregularidades en la compra del horno para el Cementerio General.

Audios en caso Comidas: Este caso es de principios de septiembre del año pasado, una investigación por presunto uso indebido de influencias, debido a un audio en el que se develaría una conversación entre un fiscal y una funcionaria municipal, para favorecer a Leyes en el caso Comidas.

De todos estos casos, el más avanzado es el primero, mochila I. sin embargo, todavía no inició el juicio, aunque ya pasó el tiempo de investigación, según la concejala del MAS Celima Torrico. “Depende de los jueces y del ministerio Público. Hay una traba con la chicanería; está a punto de convocarse al juicio y no convocan”.

Un día antes de su renuncia irrevocable, Leyes expresó que “los juicios nunca se desactivaron” y que cumple con las audiencias.

“Nosotros siempre vamos a estar presentes ante la justicia, hemos estado y vamos a seguir presentes. Podemos estar de acuerdo o en desacuerdo con las resoluciones judiciales, pero siempre vamos a ser respetuosos”, aseguró el 23 de marzo.

El 24 de marzo, durante su renuncia, él dio una especie de informe de gestión. Al día siguiente, cuando acudió a una audiencia por el caso de una deuda aclaró que ya no es funcionario público y pidió respeto a su vida privada. “No voy a hacer ninguna declaración bajo ninguna temática”, enfatizó.

LAS SUSPENSIONES Tras los temas legales que obligaron a Leyes a alejarse de la silla edil por meses, también lo hicieron las suspensiones por procesos administrativos y sanciones emanadas desde el Concejo, por temas tratados en le Comisión de Ética.

El exalcalde sumó hasta seis suspensiones, cada una por 30 días sin goce de haberes, que fueron ejecutadas desde octubre de 2020; y en todos los casos el alcalde suplente temporal fue el concejal demócrata Iván Tellería.

Cuando Leyes cumplía la quinta suspensión (vigente entre febrero y marzo de 2020), retornó al cargo con el aval del fallo de un tribunal de garantías constitucionales; pero, luego, esa determinación fue anulada por el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) y volvieron a suspenderlo y a designar a Tellería. Sin embargo, al día siguiente, Leyes presentó su renuncia irrevocable.

Los casos por los que el Concejo suspendió a Leyes fueron observaciones en la adquisición y entrega de vehículos a la Policía; el contrato para el uso de Feicobol sin autorización del Concejo Municipal; la contratación supuestamente irregular para el desayuno escolar en 2017; presuntas irregularidades en la adquisición de material escolar; por no presentar informes referidos a las canastas familiares, debía detallar los gastos, la cantidad de beneficiarios y más; y por no haber presentado informes por más de 65 millones de bolivianos, que estaban dentro el programa contra el coronavirus, COVID-19.

DOS MÁS EN ÉTICA Aunque Leyes ya dejó de ser alcalde de Cochabamba, hay procesos que continuarán, incluso en la Comisión de Ética del Concejo Municipal. Se conoció que en esta instancia hay dos temas pendientes de tratamiento. Se trata de casos derivados de una investigación de Transparencia de la Municipalidad.

Estos temas pueden concluir en sanciones que, si bien ya no cumpliría la exautoridad, pueden darle peso a procesos penales que puedan darse en su contra, porque la instancia administrativa podría determinar responsabilidades.

Leyes sale de la Alcaldía luego de anunciar su renuncia irrevocable, el 24 de marzo de este 2021.	NOÉ PORTUGAL

Concejales dicen que gestión fue “lamentable” y “catastrófica”

Los concejales opositores a José María Leyes calificaron su gestión de Alcalde como “lamentable” y “catastrófica”.

El concejal de Unidos por Cochabamba (UNICO), Edwin Jiménez, manifestó que no hubo principio de autoridad y cuestionó el trabajo de Leyes.

“Yo creo que ha sido una gestión catastrófica para los intereses de Cochabamba. Creo que ha sido una gestión que ha tenido serios indicios de malos manejos, indicios de corrupción (…). Ha sido una gestión lamentable, muy difícil y problemática“.

Por su lado, la concejala del MAS Rocío Molina, quien fue denunciante contra Leyes en procesos como el caso Mochilas, también cuestionó sus funciones.

“Creo que no ha sido un buen Alcalde, porque no ha tenido la humildad ni la capacidad de no solamente subsanar sus errores, porque ha habido errores y delitos, sino que ha pecado de soberbia, no ha tenido la capacidad de mantener la cohesión de su bancada”, sostuvo.

En su bancada, Demócratas, también encontró adversarios. Sin embargo, el concejal Carlos Coca expresó que “las autoridades al margen de ser políticos, tienen una familia”, y agrego que el entorno de Leyes le perjudicó y le hizo cometer errores “en su buena fe”. Evitó referirse a si fue un buen un mal Alcalde.

“He sido cuestionador en la bancada, he cuestionado el mal accionar de algunos funcionarios que le estaban haciendo cometer errores”.

Cuando Leyes renunció, se estrelló contra todos los concejales y dijo que “lo único que han hecho es complotar” en su contra.

Añadió que los concejales tuvieron una actitud “morbosa, decepcionante, cruel”. Y que solo piensan en sus intereses económicos y personales.

El abogado Edwin Paredes, en defensa del exalcade, dijo en días anteriores que los concejales deberían responder ante la justicia por las acciones asumidas contra Leyes. Afirmó que es una de las razones por las que decidió apartarse del cargo de Alcalde.