Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 19 de octubre de 2021
  • Actualizado 18:31

Concejal Jiménez sugiere que caso de contrato de la Alcaldía para alimentos de uniformados vaya a Contraloría

Concejal Jiménez sugiere que caso de contrato de la Alcaldía para alimentos de uniformados vaya a Contraloría

Ante la contratación que hizo la Alcaldía de Cochabamba a una empresa para alimentar, con 34.980 raciones, durante 15 días a los uniformados policiales y militares, sin presentar el Registro Único de Proveedores del Estado (RUPE), el concejal Edwin Jiménez sugirió que el tema sea derivado a la Contraloría General del Estado.

La adjudicación se realizó en pasados días dentro el marco de las acciones frente a la emergencia sanitaria por el coronavirus, COVID-19.

La beneficiaria es una sola empresa, lo que también derivó en la emisión de un comunicado de la Asociación de Empresarios de Restaurantes y Ramas Afines Cochabamba (Aserac), porque se hizo "sin contemplar procesos de coordinación y de consulta con sectores que representan a las actividades legalmente establecidas".

Esta organización pidió "respeto e igualdad institucional".

Sobre el RUPE, Jiménez enfatizó que es un requisito establecido en la normativa vigente.

"Ya pedir informes escritos no es oportuno. Seguramente, una vez que que tengamos sesión estaremos proponiendo que se pueda remitir a la Contraloría o a otro tipo de instancias que hagan una investigación o un proceso (...). Se estaría configurando el incumplimiento de deberes (...). Luego habrá de investigar cómo se ha realizado el proceso de contratación, eso seguramente analizaremos ya en el Concejo Municipal".

El Concejo Municipal aprobó el uso de 55 millones de bolivianos para la emergencia por el coronavirus. Sin embargo, no pasó por sus manos la adjudicación de las raciones de alimentos para los uniformados, porque se trata de un contrato menor a 10 millones, que por norma puede firmar directamente la Alcaldía.

Jiménez acotó que el documento de aprobación de los 55 millones incluye que una vez utilizados los recursos se informe al Concejo de manera documentada, lo que no exlcuye la solicitud de informes antes.

Sobre la contratación de una sola empresa, la presidenta de Aserac, Vivian Cardona, aclaró que el pedido de su sector es que se considere a más empresas legalmente establecidas. "Con esa cantidad de raciones, por lo menos 150 a 170 restaurantes podrían haberse beneficiado", dijo.

Enfatizó que el objetivo de su pronunciamiento es que las autoridades locales y nacionales ayuden a más empresarios en el país. "Que no se contrate un solo hotel, sino varias residenciales; no solo una empresa de barbijos, sino a 300 o 400, para generar recursos para las ciudades y diferentes empresas".