Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 29 de mayo de 2024
  • Actualizado 00:54

Intendente aún cree que puede hacer respetar los 2 metros de distancia en mercados y trufis

Mercados y transporte se han descontrolado y exponen a la población a contagios masivos. La Intendencia cuenta con 85 guardias que resultaron insuficientes en la vigilancia.
 
Intendente aún cree que puede hacer respetar los 2 metros de distancia en mercados y trufis

El intendente municipal de Cochabamba, Juan Aguayo, aseguró que hará que entre vendedores mantengan una distancia de dos metros igual que entre los compradores y transportistas.

Por la mañana, personal de la Intendencia se trasladó a los mercados para hacer respetar la norma en el primer día en que se flexibiliza la cuarentena.

La Intendencia dispuso de 85 guardias municipales dispuestos en lugares de control: en La Cancha y sus alrededores, la Terminal de Buses, y la Costanera del Sur. Sin embargo, el personal es insuficiente para efectivizar esa vigilancia porque mientras los guardias avanzan, detrás vuelven a instalarse los vendedores.

La venta volvió como un día cualquiera, incluso los ambulantes, salieron con sus maniquíes, venta de zapatos y otros productos. A la par está el transporte ignorando la medida de restricción de trasladar la mitad de su capacidad.

“Estamos reordenando a los comerciantes. Han aparecido mucho. Los estamos retirando. Estamos enumerando las casetas para que sepan cuándo salir y cuándo no. Deben mantener un distanciamiento mínimo de dos metros, un puesto se debe abrir y otro no”.

Anunció que mantendrán una reunión con los comerciantes a los que se les obligará a que compren megáfonos “para instalar donde alcance el sonido de manera de brindar información al comerciantado y al consumidor”.

Respecto a la venta de alimentos en el piso dijo que también realizarán control. “En el piso está el virus. Tenemos que cuidar la salud ”.

El fin de semana, la Alcaldía, los comerciantes y los transportistas firmaron un convenio con el compromiso de volver pero aplicando medidas de seguridad, mismas que fueron incumplidas.

En la Alcaldía se reúnen entre autoridades y transportistas para analizar el repliegue de los vehículos.