Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 27 de noviembre de 2021
  • Actualizado 19:28

Inician clases semipresenciales ‘voluntarias’; maestros aceptan combinar el aula y lo virtual

La modalidad se aplicará en los colegios fiscales de Cercado desde hoy, en medio del temor por los contagios y el precario servicio de internet y la falta de equipos.
 
Inicio de clases semipresenciales en la zona sur de Cochabamba, en marzo. DICO SOLÍS
Inicio de clases semipresenciales en la zona sur de Cochabamba. DICO SOLÍS
Inician clases semipresenciales ‘voluntarias’; maestros aceptan combinar el aula y lo virtual

La modalidad de clases semipresenciales se aplicará desde hoy en todas las unidades educativas de Cercado, pero de manera voluntaria. Los maestros dijeron estar dispuestos a combinar lo que es el trabajo en el aula, con un mínimo de asistencia, y las clases virtuales, en medio del temor por los contagios y entendiendo que el servicio de internet es precario para algunos estudiantes y no tienen los equipos necesarios.

El director departamental de Educación, Iván Villa, informó que en Cochabamba son 365 unidades educativas que aplican esta dinámica a la fecha y 270 trabajan a distancia.

Villa manifestó que las familias que cuenten con la posibilidad de que sus hijos continúen con las clases a distancia, conectándose a través de internet con sus maestros, pueden hacerlo, toda vez que la determinación de reapertura de los colegios se tomó debido a las numerosas familias que no cuentan con el servicio de navegación o equipos para la modalidad virtual.

Asimismo, recomendó a los maestros y estudiantes que asistan a las aulas cumpliendo todas las medidas de bioseguridad para evitar contagios y la mayor propagación de la COVID-19.

Agregó que los uniformes no son de carácter obligatorio.

CONDICIONES

El representante de los padres de familia de Cercado II, Edson Claure, aplaudió la medida que, según señaló, favorecerá la educación de los niños de familias de escasos recursos.

Entre tanto, la dirigente de la Federación de Maestros Urbanos de Cochabamba, Norma Barrón, señaló que el sector está a favor de combinar las clases virtuales con las semipresenciales de asistencia mínima.

"Los maestros resolvieron el problema de avanzar temas con los alumnos combinando una modalidad con otra, la mayoría de forma virtual. La modalidad virtual se mantiene, pero hay un promedio de 8 a 10 alumnos (por curso) que no se pueden conectar, entonces, ellos asisten al colegio de 2 a 3 veces por semana y van para avanzar sus temas", explicó.

Barrón repudió los escasos elementos de bioseguridad dispuestos en las unidades educativas para este retorno bajo la modalidad semipresencial.

"Cuando van (al colegio), la bioseguridad es precaria, no hay agua, baños, alcohol, nada. No hay condiciones para volver a las presenciales masivas o semipresenciales con más gente. El Ministro de Educación dice 'todos vuelvan', pero, por ejemplo, en Cercado I los padres no quieren", manifestó.

Reconoció que en Cercado II (zona sur de Cochabamba) hay muchos padres de familia que están a favor de enviar a sus hijos a las aulas para las clases presenciales, principalmente porque no tienen acceso a internet desde sus hogares o no cuentan con los equipos necesarios. Sin embargo, enfatizó en que no se puede ignorar el incremento de casos de coronavirus COVID-19 que ya se registra en algunas zonas del país, más aún con el temor a la presencia de la nueva variante del virus procedente del Brasil.

Por otro lado, repudió la presión que algunos padres de familia y dirigentes de la zona sur pretenden ejercer sobre los educadores para que asistan a las escuelas, señalando que estarían recibiendo salarios sin trabajar.

"No es el momento, ni hay condiciones, ni los maestros estamos dispuestos -a las clases presenciales masivas- porque ya hemos coordinado con los padres. Que se respete cada modalidad y la combinación que están haciendo, y los resultados de este trabajo y (que nos digan) dónde podemos reforzar. No podemos ignorar la tercera ola", concluyó.