Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 27 de septiembre de 2021
  • Actualizado 05:24

Incendio en Melga sigue: cobró una vida y 60 hectáreas con flora y fauna

La Alcaldía de Sacaba presentará una demanda. La bombera fue enterrada ayer en el Cementerio General. Apuntan a las condiciones meteorológicas como las posibles causantes de su muerte.
Familiares del Ruth Orellana le dan el último adiós. DICO SOLÍS
Familiares del Ruth Orellana le dan el último adiós. DICO SOLÍS
Incendio en Melga sigue: cobró una vida y 60 hectáreas con flora y fauna

Melga, en Sacaba, arde desde el miércoles. El fuego ya devoró una vida y más de 60 hectáreas de flora y fauna.

Cuando inició, este siniestro cobró la vida de una mujer de 32 años de edad que era parte de la Unidad de Gestión de Riesgos (UGR) de Sacaba, Ruth Orellana. El jueves, el fuego desplazó a algunos animales silvestres que moran en la zona, zorros, por ejemplo, y quemó especies forestales nativas.

El coordinador nacional del Grupo Voluntario de Salvamento Bolivia (SAR), Bernardo Araníbar, contó que 10 minutos después de que se lanzó la alerta de fuego en Melga, a más de 15 kilómetros de Sacaba, desplazaron personal.

Pasadas las 14:00 horas del miércoles, el SAR – Bolivia, así como el equipo de la bombera Ruth Orellana y otros uniformados ya estaban trabajando en la zona. Intervinieron al menos 40 personas el primer día y 90 el segundo.

Por lo que, en criterio de Araníbar, es ambiguo pensar que la falta de personal llevó a la muerte a Ruth.

Si bien en su momento las autoridades determinarán qué circunstancias provocaron el fallecimiento de Ruth, opinó que influyeron factores ambientales “adversos”.

“En ese sector el viento corre a velocidades increíbles”. Añadió que estar en un incendio de esa naturaleza es “desesperante”, debido a que “no puedes hacer mucho, te desesperas, quieres hacer y evitar que se propague”.

Contó que ayer (miércoles), cuando Ruth fue devorada por las llamas, los bomberos estaban abriendo brechas para cortar el fuego, pero fueron rebasados “por las chispas que saltaban de un lugar a otro”. Por lo que, en su criterio, los factores ambientales fueron “muy adversos” y jugaron en contra de la bombera.

La causa de muerte de Ruth fue asfixia por sofocación, de acuerdo con el examen médico forense.

DENUNCIA

El alcalde de Sacaba, Pedro Gutiérrez, confirmó que se constituirán en parte denunciante, con el objetivo de dar con los autores del siniestro en la zona de Aguada, en Melga. Además, la Municipalidad declaró tres días de duelo.

El SAR – Bolivia espera que se pueda dar con los “delincuentes” que iniciaron el fuego.

SITUACIÓN

Ruth fue velada en su domicilio en Alto Cochabamba y, después de las 14:00 horas, fue enterrada en el Cementerio General de Cochabamba.

El féretro fue escoltado por más de una veintena de bomberos de Nataniel Aguirre, además de carros.