Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 25 de septiembre de 2021
  • Actualizado 11:51

Incendio en Melga aumenta la contaminación en un 23% en Cochabamba

Los últimos focos de calor subieron el nivel de polución en la ciudad, sobre todo en la zona norte. La calidad del aire en el departamento está en la categoría de regular a mala. 
Vista de la contaminación en Cochabamba la última semana. DICO SOLÍS.
Vista de la contaminación en Cochabamba la última semana. DICO SOLÍS.
Incendio en Melga aumenta la contaminación en un 23% en Cochabamba

El incendio en Melga suscitado hace menos de una semana elevó la contaminación del aire en un 23% en la zona norte de Cochabamba, según informó el responsable de la Red de Monitoreo de Calidad de Aire (MoniCA), Alain Terán.

Este desastre consternó a la población luego de cobrar la vida de la voluntaria Ruth Orellana y de consumir más de 60 hectáreas de flora y fauna. 

Después del hecho, se pudo evidenciar alta concentración de esmog en la ciudad, lo que imposibilita ver con claridad las montañas que rodean al valle. 

Según explicó Terán, la zona norte es la más afectada. Días antes al incendio, ese lado registraba 37 microgramos por metro cúbico (μg/m3) de partículas contaminantes. Luego de las llamas subió a 46.3 μg/m3, lo que implica un incremento del 23.8% de la contaminación. 

Entre tanto, en la zona sur se registraba 60 μg/m3 y después subió a 69.3 μg/m3, lo que da cuenta de un aumento del 13.8% de afectación al aire luego del incendio en Melga. 

“En la parte norte es mucho más fuerte el incremento porcentual por las corrientes de aire viajeras que han desplazado toda la humareda por ese sector alto”, señaló Terán. 

Asimismo, explicó que el fenómeno del esmog que envuelve la ciudad tiene que ver con las altas temperaturas que registra el departamento: mientras haga más calor, más se suspenden las partículas contaminantes en la altura, entre 200 y 400 metros. Sin embargo, eso evita que las personas estén en contacto directo con la polución. 

“En la altura tenemos mala visibilidad en el horizonte, pero no se asienta. En invierno sí y eso afecta a las personas de grupos vulnerables”, dijo Terán. 

“Hay un efecto suma que se da por los incendios. Está ligado a la dirección del viento. Dura de dos a tres días, pero, cuando desciende, permanece la contaminación producto del parque automotor; son más de 300 mil vehículos que están quemando combustible las 24 horas”, añadió.

CALIDAD DE AIRE DE REGULAR A MALA

La contaminación se elevó durante el mes de agosto y está en una situación de regular a mala.

Terán indicó que en la zona norte se tuvo un promedio de 44.8 μg/m3, pero alcanzó un máximo de 80.9 μg/m3. 

En la parte sur, se tuvo un promedio de 77.4 μg/m3, con un punto máximo de 110 μg/m3, lo que ubica al departamento encima del límite permisible que indica la Organización Mundial de la Salud, que estipula un parámetro de 50 μg/m3. A nivel nacional, se establece un máximo de 150μg/m3 .

El experto aseguró que el parque automotor es causante de más del 90% de la contaminación del aire en Cochabamba. Un 7% es a causa de los residuos que dejan las ladrilleras y un 3% de industrias dispersas. 

Durante la jornada del Día del Peatón realizada ayer, el alcalde suplente temporal de Cochabamba, Manfred Reyes Villa Avilés, aseguró que la ciudad se encuentra entre las cuatro más contaminadas de Latinoamérica e instó a que la población se sume al cuidado del medioambiente. “No hay segunda chance. Tenemos que ser nosotros quienes aportemos nuestro granito de arena”, aseguró.