Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 20 de octubre de 2021
  • Actualizado 16:02

Impulsan presa de 48 metros para convertir “desierto en campo productivo”

La producción de uva en días recientes en Omereque. HÉCTOR ARCE
La producción de uva en días recientes en Omereque. HÉCTOR ARCE
Impulsan presa de 48 metros para convertir “desierto en campo productivo”

Los áridos y extensos campos que hay en el municipio de Omereque, en el Cono Sur del departamento de Cochabamba tiene el fin de convertirse en espacios potenciales de producción de uva y palta, entre otros, con la garantía de agua para riego luego de la construcción de una represa de 48 metros de alto.

El diputado cochabambino de la Circunscripción 25, Héctor Arce, informó que el proyecto avanza y que, aunque todavía resta tiempo, ya se dieron los pasos iniciales.

La autoridad detalló que se trata de la represa La Angostura para cuyo estudio, en 2015, se invirtieron 1.2 millones de bolivianos en coordinación con el Gobierno nacional y el programa Mi Riego. La construcción demanda 140 millones de bolivianos y se prevé su conclusión en tres años. Dentro el proyecto, están contemplados más de 40 kilómetros de canales de riego.

“Se licitó y hoy estamos en construcción. Tiene 48 metros de altura. Va a permitir regar como 1.600 hectáreas. Vamos a convertir de desierto en campos de cultivo””, resaltó.

Arce agregó que la idea es entrar en nuevos rubros, además del tomate, la papa y la sandía, que son los productos más conocidos en la producción de este municipio.

“Vamos a entrar en el tema de diversificar la producción, como la uva. En Omereque se está portando muy bien la uva, sale fuera de temporada. Por ejemplo, en Tarija sale enero, febrero. La uva de este sector (Omereque), por el clima, puede salir en agosto”.

La autoridad compartió fotografías de la producción actual. Agregó que también apuntan a la palta de la variedad Hass, “de exportación”.

“Hay mucho mercado para la palta, mucha palta entra de Perú”.

Se trata de la primera represa con la que contará este municipio, y sería la segunda más grande para riego en el Cono Sur.

En la actualidad, los agricultores solo riegan y cultivan en la época de lluvia, y el agua se pierde porque se va al río Mizque.

“En cambio ahora, lo vamos a retener y vamos a tener riego los 365 días del año”.

La fuente que alimente la represa será de la cuenca del río Peña Colorada, que llega desde Aiquile.