Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 16 de abril de 2024
  • Actualizado 20:18

Fernando impulsa una "isla mágica" en la Llajta para aficionados y expertos en trucos

Ríos, el creador del espacio en el que coexisten productos para el asombro, se anima a calificar a su emprendimiento como una "juguetería mágica" para niños, adolescentes y grandes. 
Fernando Ríos, dueño de la isla mágica, invita a todos. Gentileza Cultura Mágica
Fernando Ríos, dueño de la isla mágica, invita a todos. Gentileza Cultura Mágica
Fernando impulsa una "isla mágica" en la Llajta para aficionados y expertos en trucos

"Se preguntarán por qué ahora. Bueno, lo que pasa es que hay momentos en que uno tiene que aprovechar las posibilidades que se presentan", confiesa Fernando Ríos, un mago argentino de padres bolivianos que se animó a abrir un espacio distinto en el que la magia, la creatividad y la sorpresa no tienen razón de ser si no es juntas, de la mano.

En pandemia, cuando las limitaciones parecen ser mayores que las chances de salir triunfante en el ánimo de dar el salto y comenzar un emprendimiento, Fernando aceptó el reto. Ahora dirige una suerte de "isla mágica", un lugar en el que niños, adolescentes y adultos pueden darse cita para descubrir un mundo lleno de productos ligados con el ambiente. Aficionados, principiantes y profesionales en la materia son recibidos de buena manera y encuentran allí elementos con distinto grado de complejidad.

"Hay productos que las personas pueden aprender en dos minutos. Se les enseña. Es la primera isla de Cochabamba y me animo a decir que también de Bolivia. Tenemos elementos para quienes se inician hace una hora y para magos profesionales", resume Fernando, quien ya tiene escuela en el área, pues se insertó en el ambiente hace cuatro años y fue parte de Fico's Show y Tra-la-la.

"Le estoy metiendo muchas ganas. Se preguntarán por qué ahora. Bueno, lo que pasa es que hay momentos en que uno tiene que aprovechar las posibilidades que se presentan", asegura, satisfecho.

"Vengo buscando esto hace mucho tiempo. Es complicado para todo el mundo. Atravesamos algo que nos aprieta y nos limita, pero la magia es eso, tratar de seguir un sueño y crecer. No tienes que ser hijo o nieto de un mago, puedes aprender en dos minutos en esta isla".

La tienda, situada en el tercer piso del Paseo Aranjuez, abre sus puertas a diario, de 16:30 a 20:30.

Fernando, dueño de Cultura Mágica y uno de los líderes del primer teatro de magia de Cochabamba, no está solo. Cuenta con un equipo de expertos en magia que están en la misma línea e invitan al asombro.

Para contactar al mago y conocer más sobre la isla, pueden comunicarse con el número 77155465.