Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 28 de septiembre de 2022
  • Actualizado 00:06

Estudiante cochabambino crea prototipo de app para poder hablar en lenguaje de señas

El proyecto, que inicia como un trabajo de titulación, promete ser pionero en la tecnología en el área social con una de las primeras aplicaciones de traducción de señas.
El creador de la aplicación muestra el diseño de la misma en su celular. Valeria Vega
El creador de la aplicación muestra el diseño de la misma en su celular. Valeria Vega
Estudiante cochabambino crea prototipo de app para poder hablar en lenguaje de señas

Guido Escobar, un joven estudiante universitario de Cochabamba, creó una aplicación para Android llamada “Mute Off” que enseña el lenguaje de señas de manera didáctica a través de un avatar que replica la construcción de las frases con las manos.

La aplicación se encuentra en su etapa de pruebas y solo contiene unas cuantas frases, aunque la intención de la Universidad Franz Tamayo, Unifranz, institución en la que se creó el producto, es que se pueda aplicar en otros espacios y pueda funcionar para el bienestar de la sociedad y del grupo de personas que carecen de la posibilidad de comunicarse de manera regular con el resto.

La aplicación funciona con un buscador de palabras en el cual, en el momento de escribir la misma, aparece un avatar que enseña paso a paso a realizar la conjunción de señas para formar frases y eventualmente oraciones.

“La idea nació con una investigación donde encontré que a varias personas les dificulta el aprendizaje del lenguaje de señas en Bolivia y basándome en una idea de google traductor, pensé que las personas puedan ingresar una frase o palabra y que realicé la traducción al lenguaje de señas”, dijo Escobar.

El estudiante, quien creó la aplicación de manera individual, llegó a la hipótesis de que no todas las personas sordomudas tienen deficiencia motriz, “su único problema es la dificultad que tienen a la hora de comunicarse”.

El proceso que busca cumplir Escobar es el de la comunicación circular, buscando que tanto emisor y receptor puedan tener un feedback tras emitir un mensaje.

“Sabemos que eso es el pilar para cualquier tipo de comunicación, por ahora solo pude demostrar que una persona oyente puede comunicarse con una persona con discapacidad auditiva mediante la app, pero en un futuro llegar a lograr que la persona con discapacidad auditiva pueda comunicarse con la persona oyente”, dijo Escobar.

El producto fue presentado junto a otros cinco proyectos innovadores de estudiantes de ingeniería de sistemas de la institución en el primer “shark tank” de la entidad, actividad que emula los concursos de oferta y venta en Estados Unidos.

El director de carrera de Ingeniería de Sistemas de la Unifranz, Weimar Mendoza, dijo a OPINIÓN que es una satisfacción que estos productos resulten tan innovadores para los estudiantes. Además, resaltó que muchos de los mismos serán trabajados y aplicados en proyectos municipales.

“Tenemos una gran variedad de propuestas, algunas que incluso el propio municipio va a utilizar como nuestros proyectos de turismo o de seguridad ciudadana”, recalcó Mendoza.