Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 29 de enero de 2022
  • Actualizado 01:33

Hay escasez de puestos de trabajo para empleadas y las condiciones son más rígidas

Una mujer lava la vajilla en una casa. ARCHIVO
Una mujer lava la vajilla en una casa. ARCHIVO
Hay escasez de puestos de trabajo para empleadas y las condiciones son más rígidas

La situación del trabajo del hogar es difícil en Cochabamba, hay escasez desde que hay pandemia.

La representante del Sindicato de Trabajadoras del Hogar de Cochabamba, Zenobia Mamani, dijo que muchos dueños de casa cerraron las puertas a las empleadas. Las que preservaron sus fuentes de empleo tras el brote del virus, aceptaron condiciones rígidas.

Mencionó que antes de la pandemia, las mujeres trabajaban ciertos días o al menos cama afuera, pero, luego del brote de coronavirus, los dueños de casa determinaron que ellas estén 24/7 a su servicio para evitar que al entrar y salir expongan a la familia.

Hasta hace poco había una empleada del hogar de Cochabamba que no salía hace meses de una casa en la que servía porque sus jefes le dijeron que debía quedarse hasta que la situación epidemiológica mejore. “Hasta fin de año no puede salir”. 

No le permitían ni ir a comprar una tarjeta de crédito para contactarse con su familia. Esto cansó a la mujer y se dio modos para denunciar el hecho a su sindicato.

Zenobia cree que muchas otras de sus compañeras están pasando esta misma situación, pero no tienen los medios necesarios para denunciar.

Instó a este segmento a denunciar vulneraciones al sindicato.