Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 09 de febrero de 2023
  • Actualizado 00:08

Ante dura sequía, nivel de agua en Corani desciende al 60%; analizan “paralizar” turismo

La última vez que el espejo de agua reportó estos niveles del líquido elemento fue en 2013. Entonces, Corani solo contaba con un 40% de agua. Altas temperaturas y heladas complican la "crítica" situación. 

 

La laguna Corani, en el municipio de Colomi. MELISSA REVOLLO
La laguna Corani, en el municipio de Colomi. MELISSA REVOLLO
Ante dura sequía, nivel de agua en Corani desciende al 60%; analizan “paralizar” turismo

Después de nueve años, la laguna Corani atraviesa uno de sus peores momentos. Ello debido a que el embalse de agua sufre una reducción del 60% del líquido elemento, producto de la sequía y las elevadas temperaturas que azotan Colomi, donde se encuentra el espejo de agua, informó a OPINIÓN la responsable de Medio Ambiente y Forestal de ese municipio, Alina Castellón.

“En porcentajes la laguna ha reducido el 60%, ahorita estaríamos hablando del 40% de agua que dispone. El nivel de agua ha bajado tanto, pero aún así se mantienen las especies de pejerrey de la laguna”, informó la funcionaria municipal, tras indicar que la sequía comenzó en julio.

El lago Corani es un embalse artificial, ubicado en la provincia Chapare, creado para regular las aguas de las centrales hidroeléctricas Corani, Santa Isabel, San José 1, San José 2 de ENDE.

Tiene una superficie total de 18 kilómetros con una capacidad máxima de almacenamiento de 144 millones de metros cúbicos de agua. Se nutre de los afluentes Corani, Kanko, Candelaria, Tablas, Tholamayu y Kayarani, cuyos caudales también “bajaron, pero en 70%”, señaló Castellón.

TEMPERATURAS

Las altas temperaturas agudizan la crisis hídrica del lago. De acuerdo a Castellón, las temperaturas ascendieron de un promedio de 25 a 28 grados centígrados a 30. “No es normal en comparación con los años pasados. Ha aumentado bastante las temperaturas”, enfatizó.  

La última inspección a la zona realizada por el municipio, hace dos semanas, reveló que la superficie del vaso hídrico “está bastante seco”.

TURISMO

Producto de ello, cerca de 30 familias de 10 comunidades que habitan a su alrededor y que viven del turismo que genera el espejo de agua, llamado “los Alpes suizos de Bolivia”, se ven perjudicadas.  

Ello debido a que en caso de que las lluvias no lleguen hasta diciembre, como establecen los pronósticos del municipio, la alcaldía prevé “paralizar” el turismo en la zona, previa concertación y socialización con los comunarios, principalmente, los barqueros que operan en el lugar.  

“Se han estado realizando reuniones preliminares y dependiendo de eso yo creo que ya vamos a estar tomado medidas (…) Estamos hablando de la primera semana del mes de diciembre”, adelantó Castellón.

HELADAS

Además de una dura sequía, Colomi reportó una helada el 16 de noviembre pasado. El evento climático golpeó duramente a los productores de papa, haba y oca, principalmente.

El reporte oficial da cuenta que un total de 1.776 de hectáreas fueron afectadas. De estas 826 corresponden a cultivos de papa; 46, a papalisa; 97, a oca; 200, de haba; 2, de cebada; y 1 de arveja.

La helada impactó a 1.939 familias o 9.695 personas de 49 comunidades. “Es lamentable lo que esta sucediendo”, indicó.

El crítico panorama que atraviesa Colomi obligó a sus autoridades a promulgar una ley municipal de desastre natural por heladas y sequia. Ahora solicitan ayuda humanitaria a la Gobernación y Defensa Civil.