Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 24 de enero de 2022
  • Actualizado 21:11

Denuncian negligencia médica en Cossmil por la muerte de esposos en mayo

Ambos enfermaron con la COVID-19 y fueron internados en la clínica, pero fallecieron. Según los hijos fue por la falta de atención médica oportuna a sus enfermedades base.
 
Familia de los esposos.
Familia de los esposos.
Denuncian negligencia médica en Cossmil por la muerte de esposos en mayo

La familia Villarroel Gonzales vive entre la crisis y el recuerdo. Los hijos de una pareja de esposos llegaron hasta el programa Buena Noche de OPINIÓN para denunciar un presunto caso de negligencia médica en la clínica Cossmil donde fallecieron sus padres después que enfermaron por la COVID-19 en mayo de este año. Piden justicia. 

Todo comenzó el 11 de mayo de este año cuando la madre se descompensó y tuvieron que llevarla de emergencia al Cossmil porque tenía una herida en la cabeza. Ella tenía diabetes y al momento en el que llegó a la clínica no le midieron el azúcar ni le pusieron suero como era costumbre, contó una de sus hijas.

A pedido de los médicos, le hicieron la prueba antígeno nasal de coronavirus. Dio positivo, pero no lo informaron a la familia, según contaron. La internaron y después de más de una semana falleció. 

“Nunca nos dijeron el estado real de salud de mi mamá, nos dijeron que estaba estable y saturaba bien, incluso que se sentía bien y que quería irse. Nunca nos llamaron para pedirnos medicamentos”, denunció una de las hijas.

Falleció la madre y toda la familia se hizo, por segunda vez, una nueva prueba del coronavirus. El padre de 76 años dio positivo y fue internado. Sufría de presión alta. De acuerdo al relato de sus tres hijos, solo se comunicaba con sus ellos por mensajes de texto mediante los cuales clamó por ayuda cuando tuvo dolores fuertes. Pese a que sus hijos fueron a rogar porque lo atendieran, la ayuda tardó en llegar y su padre también murió.

De hecho, una auditoría interna revela, de acuerdo a sus hijos, que en el caso de la madre no recibió su medicación por tres días y que cuando falleció tardaron en atenderla al menos dos horas desde que se indispuso.

En el caso del padre, indicaron que fueron 10 horas en las que ningún galeno fue a ayudarlo pese a que tenía un estado crítico de salud.

También denunciaron que ninguno de los dos fue a una sala de terapia intensiva cuando tenían cuadros complicados por sus enfermedades de base. 

OPINIÓN trató de comunicarse con la clínica Cossmil, pero no tuvo respuesta.