Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 24 de junio de 2024
  • Actualizado 18:29

Declaran desastre en Cliza; caen casas y AEVivienda promete reconstrucción

La Agencia Estatal de Vivienda explicó que, si el daño es total, la reposición de la vivienda tiene una inversión de hasta 150 mil bolivianos. Si es parcial, hasta 90 mil bolivianos.
Una de las casas derrumbadas en la zona de Capilla en Cliza, este 11 de marzo./ DICO SOLÍS
Una de las casas derrumbadas en la zona de Capilla en Cliza, este 11 de marzo./ DICO SOLÍS
Declaran desastre en Cliza; caen casas y AEVivienda promete reconstrucción

Romer Escobar continuaba ayer limpiando lo que se podía entre los escombros de parte de su vivienda derrumbada debido a las inundaciones; día antes, rescataron una cama, mesas, plantas y otros. En la casa de Romer Escobar hacían lo mismo; ahí, murieron al menos 15 conejos y se derrumbó la cocina. Las afectaciones materiales son de consideración.

El desborde del río Siches anegó zonas como Capilla en Ucureña, el barrio Crucero, calle final Santa Cruz, entre otros, desde el domingo, 10 de marzo. Los reportes preliminares dan cuenta de cinco casas derrumbadas.

La zona con mayores daños está situada en la vía que conecta a Cliza con Punata, en el Valle Alto de Cochabamba.

Las paredes de adobe se remojaron y cedieron. En las construcciones en pie, ayer todavía había lodo. Las marcas que dejó la inundación en las paredes estaban por encima d ellos 70 centímetros. Los sembradíos de maíz y otros, detrás de las casas, estaban en medio del agua.

Algunas personas se lastimaron mientras intentaban evitar que el agua llene sus casas.

“Un compañero se lastimó su pie. Tiene cuatro puntos”, describió Roly.

Durante la mañana de ayer, llegó un grupo de autoridades políticas y orgánicas; entre ellas, una concejala, una diputada, el delegado presidencial en Cochabamba, la coordinadora de Defensa Civil y el director departamental de la Agencia Estatal de Vivienda (AEVivienda).

“Ayer, estuvimos como en una película, con el agua hasta aquí (señaló su cintura). El agua ha llegado como nunca”, les describió uno de los vecinos.

EL RÍO

La concejala cliceña Carmen Andia explicó que el río más grande de la zona es el Siches, que pasa por Toco y Cliza, que alimenta a la laguna Sulty, y cuyas aguas llegan hasta La Angostura.

Esas aguas llegaron, debido a las lluvias, a las zonas que fueron inundadas. La autoridad reconoció la necesidad de trabajar en el dragado de los ríos.

“Ya no parecen ríos, parecen canalizaciones nomás. Queremos trabajar con la Gobernación, Gobierno central y Gobierno municipal. Es nuestra preocupación”.

DECLARATORIA DE DESASTRE

La concejala informó que la mañana de ayer ya se aprobó la Ley de Declaratoria de Desastre Municipal.

Las autoridades aseguraron que serán beneficiados quienes perdieron su vivienda en su totalidad o parcialmente.

El director departamental de la AEVivienda, José Luis Baltazar Cuba, explicó que, si el daño es total, la reposición de la vivienda tiene una inversión de hasta 150 mil bolivianos para la nueva vivienda.

Respecto a los daños parciales, a diferencia de otros años (cuando solo atendían pérdidas totales), Baltazar explicó que este año se podrá atender a quienes tengan pérdidas parciales.

“También se va a poder atender hasta un máximo de inversión de 90 mil bolivianos”. 

Los requisitos son que llegue una nota con la Ley de Declaratoria de Desastre a la Agencia Estatal de Vivienda y la lista de damnificados oficial.

“Con eso nosotros vamos a inscribir el proyecto y atenderemos de manera directa”.

Agregó que, en Cliza, realizan las actividades de identificación de damnificados. 

“Preliminarmente, se hizo referencia a cinco viviendas caídas, que es una pérdida total de las familias”.

La presidenta de la Comisión de Derechos Humanos de la Cámara de Diputados, Olivia Guachalla, aseguró que realizan el seguimiento de este tipo de circunstancias en todo el departamento.

“En algunos de los casos es más también el deterioro de las viviendas, que son de adobe (…). Ellos (AEVivienda) han venido a inspeccionar las características de la tierra; si se puede, ahí mismo emplazar las nuevas viviendas o ver un tema de traslado”.

UN HOMBRE MURIÓ

El domingo, durante la crecida del río y la anegación que desbordó por vías de Cliza, un hombre murió en la zona de Calacanto. De acuerdo con el reporte policial, se trata de José Edgar Tordoya (58), cuya posible causa de muerte es “asfixia por sumersión” (ahogamiento). Llevaron el cadáver al Instituto de Investigaciones Forenses (IDIF) para la autopsia.

De acuerdo habría relatado su esposa, el hombre había salido de su casa el sábado 09, presumiblemente a consumir bebidas alcohólicas. “Por lo mismo, se presume que la víctima habría caído al canal de riego con agua y este habría sido arrastrado tres cuadras aproximadamente hasta el lugar donde su cuerpo fue encontrado por vecinos”.