Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 20 de octubre de 2021
  • Actualizado 19:53

Policía investiga la muerte de voluntaria en el incendio de Sacaba y el viento reaviva el fuego

Hasta el lugar llegó hoy por la mañana personal policial e investigadores para inspeccionar la zona, según constató el equipo de Opinión desplazado al incendio. Entre tanto, el cuerpo de la joven será enterrado hoy a las 14:30 en el Cementerio General. 
Restos de un árbol nativo tras el incendio en Sacaba, hoy. Dico Solís.
Restos de un árbol nativo tras el incendio en Sacaba, hoy. Dico Solís.
Policía investiga la muerte de voluntaria en el incendio de Sacaba y el viento reaviva el fuego

El fuego que se propagó a consecuencia del incremento del viento de la tarde en Melga que, a su vez, generó un humo intenso, ocasionó la muerte de Ruth Orellana, miembro de la Unidad de Gestión de Riesgos (UGR) de Sacaba. 

Hasta el lugar llegó hoy por la mañana personal policial e investigadores para inspeccionar la zona, según constató el equipo de Opinión desplazado al incendio. Entre tanto, el cuerpo de la joven será enterrado hoy a las 14:30 en el Cementerio General. 

El coordinador nacional del Grupo Voluntario de Salvamento Bolivia (SAR), Bernardo Aranibar, indicó que este tipo de situaciones escapan de control; sin embargo, explicó que cada grupo que acude a sofocar un incendio designa a una persona que hace de seguridad y tiene la tarea de ver y alertar sobre el avance y dirección del fuego.

“La hipótesis que tenemos por la experiencia es que la humareda tenía mucha altura y que no tenía visibilidad para darse cuenta”, explicó Aranibar. Agregó: “Todo accidente es una suma de fallas, en este caso hubo incremento de la velocidad del viento que acrecentó el fuego, por eso se tomó la decisión de salir ayer porque se podía escapar de control”.

Fuego en Melga

De acuerdo al reporte del equipo de Opinión en el incendio en Melga, los grupos desplazados al lugar para apagar por completo el fuego, están realizando el enfriamiento de la zona; sin embargo, hay algunos puntos donde el fuego sigue. La principal dificultad está en el acceso a estos cerros. 

“Aún hay varios árboles con brazas y cerros del fondo con llamas. Se está trabajando en el enfriamiento y control abriendo brechas para evitar que el fuego se reactive “, señaló Aranibar, quien alertó de la probabilidad de que los vientos de la tarde puedan reavivar el fuego.