Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 19 de enero de 2022
  • Actualizado 01:34

Constructoras advierten la pérdida de 100 mil empleos en Cochabamba por deuda pública

La deuda del sector público contratante a las empresas constructoras asciende a más de 2.000 millones de bolivianos a nivel nacional.
 
Foto referencial del rubro de la construcción. ARCHIVO
Foto referencial del rubro de la construcción.
Constructoras advierten la pérdida de 100 mil empleos en Cochabamba por deuda pública

La Cámara Departamental de la Construcción de Cochabamba (Cadeco) advirtió hoy con iniciar acciones legales, y no descartan movilizaciones, en caso de que los diferentes niveles de Gobierno no realicen el pago de planillas adeudadas en las próximas horas de más de 400 millones de bolivianos al sector constructor del departamento. 

La Cadeco indicó que están en riesgo más de 16.500 empleos directos y 100 mil empleos indirectos en Cochabamba. 

El presidente de la Federación de Entidades Empresariales Privadas de Cochabamba (FEPC), Javier Bellott, dijo que el Gobierno nacional, las gobernaciones y las alcaldías no realizan el pago adeudado por planillas desde hace más de siete meses, pese a que muchas de las obras ya están concluidas y en uso.

“Las empresas no son entes de financiación, las empresas prestan servicios bajo el cumplimiento de contratos del Estado. Es difícil sostener esta situación”, agregó.

El presidente de Cadeco, Raúl Solares, aseguró que es comprensible la difícil situación por la que está atravesando el país a raíz de la COVID-19, sin embargo, lamentó la falta de liquidez de las empresas constructoras de Cochabamba provocada por la deuda de más de 400 millones de bolivianos, hecho que ocasionará el cierre de empresas y pondría en riesgo más de 16.500 empleos directos en el departamento.

“Este afán de insistir con el cobro de planillas (…) tienen un efecto dinamizador en la economía, debido a que el pago adeudado retornaría al Estado con el pago de impuestos, salarios, AFP y sueldos a los trabajadores”, añadió.

A su turno, el director de Cadeco, Antonio Torrico, detalló que la deuda del sector público contratante a las empresas constructoras asciende a más de 2.000 millones de bolivianos a nivel nacional, según planillas impagas generadas por todas las cámaras constructoras del país.

Además, señaló que la falta de liquidez pone en riesgo más de 470 mil empleos directos y amenaza más de un millón de fuentes laborales indirectos en Bolivia.

“En Cochabamba el sector de la construcción genera más de 16.500 empleos directos y aproximadamente más de 100 mil empleos indirectos. Estamos exigiendo lo que nos corresponde para poder generar una economía dinámica en el país”, agregó.

El representante asociado de Cadeco, Jhonny Quintela, lamentó que pese a las múltiples representaciones para solucionar esta falta de liquidez, las autoridades no hayan podido resolver este problema.

“De no iniciar con el pago de planillas adeudadas en las próximas horas, las empresas constructoras se verán en la necesidad de tomar acciones de hecho en los siguientes días, en procura de representar y hacer prevalecer los derechos que la ley les asiste, sin descartar movilizaciones e inicio de acciones legales y contractuales”, dijo el representante del sector.