Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 23 de febrero de 2024
  • Actualizado 00:40

Congreso será en Lauca Ñ; hay opiniones contrarias en el MAS sobre echar a Arce y Choquehuanca

En los últimos días, y hasta semanas, surgieron corrientes en el partido azul que piden que el encuentro no se desarrolle en el Trópico cochabambino y que sea trasladado a El Alto.

El presidente Luis Arce (i) y Evo Morales, en el aniversario número 28 del MAS. APG
El presidente Luis Arce (i) y Evo Morales, en el aniversario número 28 del MAS. APG
Congreso será en Lauca Ñ; hay opiniones contrarias en el MAS sobre echar a Arce y Choquehuanca

A través de su cuenta de Twitter, el jefe nacional del Movimiento al Socialismo (MAS), Evo Morales, defendió que el Congreso de esa organización política se desarrolle en Lauca Ñ, Trópico de Cochabamba, y afirmó que este encuentro fue convocado “legal y legítimamente”.

De la misma forma, el presidente del partido en el municipio de Cochabamba, Franco García, indicó que sobre la locación de la convocatoria “no hay discusión”.

“Compartimos la decisión de nuestras hermanas y hermanos militantes del MAS-IPSP en consolidar la unidad del Instrumento Político del Pueblo en el Congreso Ordinario convocado legal y legítimamente para el 3, 4 y 5 de octubre en Lauca Ñ de acuerdo con nuestro Estatuto Orgánico aprobado por el TSE”, afirmó Morales.

Al respecto, García, dirigente de Cochabamba, indicó que ya se envió toda la documentación al Tribunal Supremo Electoral y que no hay nada más que debatir.

“El 22 de junio nos hemos reunido las direcciones de los nueve departamentos, con el Pacto de Unidad, no hay más debate. El Congreso será en Lauca Ñ”, dijo.

Según diputados del ala “renovadpora” del MAS, son principalmente el Pacto de Unidad y la Central Obrera Boliviana (COB) los que estarían pidiendo que el Congreso se haga en El Alto y no en el Trópico.

Al respecto, Evo afirmó que “la militancia activa” del masismo acata el Estatuto Orgánico del Instrumento Político, es decir, acata que el Congreso se realice en el Trópico, como definió su dirigencia.

“La militancia activa del MAS-IPSP respeta y acata lo que dice el Estatuto aprobado democráticamente en cumplimiento de la Constitución y las leyes porque garantiza la unidad orgánica del trabajo político en beneficio de nuestra Patria”, señaló Morales.

Además, aseveró que el Congreso no solo servirá para “ratificar los principios antiimperialistas y anticolonialistas para defender la soberanía de Bolivia y la nacionalización con industrialización”, sino que “servirá para profundizar la revolución democrática y cultural, y garantizar certidumbre a nuestro pueblo”.

¿EXPULSIÓN?

Entretanto, el vicepresidente del MAS, Gerardo García, adelantó que en el Congreso se puede tomar la decisión de expulsar del Instrumento Político a Luis Arce y David Choquehuanca.

“Nuestro estatuto prevé la llamada de atención, la suspensión y, si el caso es grave, definitivamente su expulsión. Lo que ellos (Arce y Choquehuanca) han cometido es muy grave. Es alta traición. Entonces, vamos a verificar en nuestro sistema y en el Congreso, ahí vamos a ver qué se va a aplicar, cuál va a ser la determinación que se va a tomar”, dijo García, según reporte de El Deber.

En el pasado, el Gobierno ya había alertado que se busca expulsar a Arce y Choquehuanca del MAS, las declaraciones surgieron después de que la dirigencia masista determinara prohibir la participación de funcionarios y autoridades electas en sus congresos y hasta ampliados.

“Lo que han cometido es una alta traición, han confundido a nuestras bases haciendo creer que él (Luis Arce) ya tiene o está creando su partido, el PS-1, incluso nos han demandado para quitarnos la personalidad jurídica a través de Rolando Cuéllar, de Deisy Choque. Nos han resultado peor que la derecha, ni la derecha nos ha atacado tanto”, reiteró García.

Sin embargo, desde la postura del presidente del MAS en Cochabamba, Franco García, expulsar al Presidente del partido sería “descabellado”.

“Hay que recordar que el compañero Lucho Arce ha llegado por el MAS. Expulsarlo sería descabellado. Lo que sí hay (son) cuestionamientos netos contra su gabinete”, indicó.