Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 19 de abril de 2024
  • Actualizado 18:29

Conflicto de límites aumenta violencia entre Tiquipaya y Colcapirhua

Algunos pobladores agredieron al equipo de prensa de OPINIÓN, durante el trabajo de cobertura que realizaba en la zona.
Los enfrentamientos entre Colcapirhua y Tiquipaya./ NOÉ PORTUGAL
Los enfrentamientos entre Colcapirhua y Tiquipaya./ NOÉ PORTUGAL
Conflicto de límites aumenta violencia entre Tiquipaya y Colcapirhua

Los conflictos limítrofes entre los municipios de Colcapirhua y Tiquipaya aumentan con violencia. Este miércoles hubo una ‘batalla campal’.

El panorama fue peor al del día anterior. El escenario emuló ser una suerte de campo de batalla en el que los comunarios intercambiaron piedras, petardos y fuego.

En las inmediaciones, los vecinos instalaron alambres de púas, prendieron fuego las llantas y descargaron montículos de tierra y escombros.

El martes, el alcalde de Tiquipaya, Juan Pahuasi, se hizo presente en el área de conflicto y denunció que Colcapirhua intentó avasallar y "petardeó" el lugar. 

Efectivos de la Policía llegaron ayer al sitio, intentando que el orden y la calma regresen. Se vieron obligados a utilizar gases lacrimógenos para que los comunarios armados y atrincherados se dispersen.

Hubo lluvia de petardos y fuego. Además, se lamentó el incendió de dos bienes: una motocicleta y una choza o vivienda improvisada en el sector. A eso, se sumó la contaminación derivada de los siniestros y de un cúmulo de llantas que ardían.

De acuerdo con el informe policial oficial, tres personas resultaron detenidas debido a los desmanes en ascenso.

Se conoce que estas personas fueron retenidas por los mismos comunarios y luego fueron entregadas a agentes de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (FELCC).

Los uniformados secuestraron armas artesanales, una bomba molotov y explosivos de alto riesgo.

HUBO HERIDOS

Policías y bomberos auxiliaron a algunas personas heridas, que fueron atendidas por personal policial y una ambulancia que llegó al sector.

Según captó la cámara de OPINIÓN, un poblador resultó gravemente herido por el impacto de un objeto contundente en su cabeza.

AGRESIONES A LA PRENSA

Uno de los fotoperiodistas de OPINIÓN fue agredido mientras realizaba la cobertura de los conflictos por límites entre Colcapirhua y Tiquipaya.

Mientras este medio realizaba la cobertura noticiosa de los incendios, específicamente de la motocicleta, un grupo de pobladores, presuntamente de Tiquipaya, agredió al fotógrafo del diario que se encontraba desempeñando sus funciones en el terreno.

Cuando él tomaba fotografías, hubo quienes reaccionaron molestos. Le reclamaron que los fotografíen. Uno lo empujó del pecho.

VECINOS MOLESTOS

Los ciudadanos que viven en inmediaciones de la avenida se encuentran "cansados".

Desde hace meses, cada vez que el conflicto limítrofe se reactiva, los más afectados terminan siendo los vecinos de la zona. Una mujer pidió a las autoridades tomar cartas en el asunto.

"Nosotros no tenemos nada que ver. Cada vez que se enfrentan nos dejan las calles llenas de escombros, de basura, de piedras. Que las autoridades hagan algo de una vez", indicó una vecina.

A raíz de los enfrentamientos y los disparos de fuegos artificiales, una especie de choza improvisada que se encontraba en inmediaciones del sector se incendió.