Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 05 de marzo de 2024
  • Actualizado 00:13

Cochabamba: Trabajo mercantil y actividades personales son menores

Estos datos están comparados con la situación de ciudades como La Paz, Santa Cruz y El Alto, según el estudio el estudio ‘Desigualdades: tiempos y trabajos.

Un trabajador en una empresa./ NOÉ PORTUGAL
Un trabajador en una empresa./ NOÉ PORTUGAL
Cochabamba: Trabajo mercantil y actividades personales son menores

El trabajo mercantil es menor en Cochabamba, al igual que las actividades personales. Además, existen diferencias notorias entre la actividad remunerada y no remunerada entre hombres y mujeres.

Estos aspectos se exponen en el estudio ‘Desigualdades: tiempos y trabajos - principales resultados de la Encuesta Urbana de Uso del tiempo 2023 (La Paz, Cochabamba, Santa Cruz y El Alto)’, presentado en Cochabamba, en días recientes. El trabajo fue realizado por el Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (CEDLA), y estuvo a cargo de Silvia Escóbar de Pabón y Giovanna Hurtado Aponte.

De acuerdo con la Clasificación de Actividades de Uso del Tiempo en América Latina (Cautal), la agregación a grandes grupos comprende las actividades productivas del trabajo remunerado, que incluye al trabajo en la ocupación y en la producción de bienes de autoconsumo; las actividades productivas del trabajo no remunerado, dentro del cual se considera el trabajo doméstico no remunerado, el cuidado a miembros del hogar, así como el trabajo de apoyo a otros hogares, a la comunidad y el trabajo voluntario; las actividades personales o actividades no productivas, que son aquellas que realiza una persona para su propio beneficio y que no pueden ser efectuadas por terceros. Se agrupan dentro de esta categoría el cuidado personal, el aprendizaje y el estudio, las actividades de convivencia y recreativas como la alimentación y el descanso nocturno, entre otras.

Con base en estos grandes grupos de actividades, los resultados de la encuesta muestran un porcentaje de participación en el trabajo remunerado del 50.3%, y en el trabajo no remunerado, del 92.2%; además, todas las personas realizan actividades personales de autocuidado, de convivencia social culturales y recreativas.

Se expone que las personas dedican 9:26 horas por día en promedio al trabajo remunerado y 4:53 al trabajo no remunerado. La realización de las actividades personales lleva 18:43 horas, que incluyen dormir.

Los hombres participan en mayor proporción que las mujeres en el trabajo remunerado, 55.6% y 45.8% respectivamente, y por más tiempo, con una brecha de 1:53 horas. En cambio, una mayor proporción de mujeres realiza trabajo no remunerado por un tiempo que duplica el promedio de los hombres, 6:10 horas.

“Cada vez más mujeres salen al mercado laboral, pero la carga diaria del trabajo en el hogar no disminuye, como cabría esperar”.

POR CIUDADES

Una comparación de los indicadores de participación y en tiempos en las grandes actividades por ciudad revela que en el trabajo remunerado, la participación es mayor en El Alto; entre los hombres la diferencia está a favor de Santa Cruz y entre las mujeres, en El Alto. Respecto al tiempo diario promedio, este es mucho mayor en Santa Cruz, tanto para hombres como para mujeres. En cambio, el trabajo mercantil es mucho menor en Cochabamba, sobre todo entre las mujeres, y por menos tiempo diario.

Cuando se observa el trabajo no remunerado, Cochabamba, El Alto y La Paz presentan las tasas más altas y el mayor tiempo de trabajo para ambos sexos. En cambio, Santa Cruz exhibe las tasas y los tiempos más bajos por día para ambos sexos. En todas las ciudades se verifica una mayor carga de trabajo no remunerado en las mujeres y por un tiempo que duplica sin excepciones la carga de los hombres.

La dedicación actividades personales insume el mayor tiempo del día; es mayor en La Paz y menor en Cochabamba, para ambos sexos.

La encuesta muestra que el 96.1% de las personas de 12 años y más realiza alguna actividad productiva: el 50.3% lo hace como trabajo remunerado y el 92.2%, como trabajo no remunerado.

Las mujeres presentan una taza de participación superior en el trabajo total: el 97.1%, en relación con el 95.1% de los hombres, por su mayor dedicación al trabajo no remunerado.

Apuntes

Ocupación

En el trabajo remunerado el 47.1% trabaja en la ocupación (la OIT se refiere como trabajo en la ocupación el trabajo asalariado y el trabajo independiente que reporta un beneficio económico) y el 4.9% en la producción de bienes para el autoconsumo. Los hombres participan más que las mujeres en la ocupación y marginalmente en la producción para el autoconsumo (0.6%), a diferencia de las mujeres, que participan en un 8.6% en esta última actividad.

Doméstico

En el trabajo no remunerado, gran parte de la población participa en actividades de trabajo doméstico (90.3%) y mucho menos en las tasas de cuidado (41.1%). Las diferencias por sexo son marcadas en lo que se refiere a los cuidados: al 48.7% de las mujeres y solamente el 32.5% de hombres participa en estas actividades.

Mujeres

En el trabajo no remunerado, donde la carga de trabajo de las mujeres duplica la de los hombres, la diferencia por componentes es más amplia y evidencia una clara división sexual del trabajo; las mujeres dedican en promedio 2 horas más a las tareas domésticas y una hora más a las actividades de cuidado que los hombres.