Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 20 de mayo de 2022
  • Actualizado 05:51

Cliza, cifras del desastre: 340 familias afectadas, 62 casas derrumbadas y 1.078 damnificados

El municipio se declarará como "zona de desastre" tras la inundación que sufrió y afectó viviendas, familias y cultivos en la zona. La gente clama por ayuda. 
Inundaciones en el centro del municipio de Cliza. ALCALDÍA DE CLIZA.
Inundaciones en el centro del municipio de Cliza. ALCALDÍA DE CLIZA.
Cliza, cifras del desastre: 340 familias afectadas, 62 casas derrumbadas y 1.078 damnificados

La emergencia continúa en Cliza. De acuerdo con un reporte preliminar de la Alcaldía, hay 340 familias afectadas, 62 viviendas colapsaron y 248 hogares se han visto damnificados. Los vecinos claman por ayuda.

“Estamos trabajando en declarar zona de desastre, con una ley municipal, para poder pedir ayuda. Por ahora estamos reponiendo la electricidad, dando agua y llevando comida donde la gente no tiene”, explicó el alcalde de ese municipio, Limberth Andia. 

Entre tanto, las familias, en coordinación con la Alcaldía, trabajan en la limpieza del centro urbano y de otros espacios después de que la lluvia y el desborde del río, el lunes en la madrugada, anegara sus calles. En total, hay 1.078 personas afectadas.

Sobre los sembradíos, Andia indicó que fueron 288 hectáreas las que se vieron afectadas y los cultivos que quedaron bajo el agua fueron de maíz, durazno y papa. También hubo pérdida de vida de animales de granja. La afectación al municipio llegó al 80%.

El Alcalde de Cliza indicó que Defensa Civil llegó al lugar para hacer una inspección; sin embargo, pidió ayuda a la Gobernación para poder enfrentar la situación crítica que vive el municipio. 

La Gobernación asistió al municipio con tres bombas de agua y 500 bolsas de yute. Estas bolsas serán útiles para reforzar los lugares que se han visto más desbordados por el agua. 

Lo que resta es activar, de inmediato, la declaratoria de zona de desastre, para luego concentrar el grueso de ayuda por parte de la entidad máxima del departamento. 

Además de comida, los damnificados recibieron colchones. De acuerdo con el Alcalde, las familias no quisieron abandonar sus casas, pues muchas de ellas cuentan con animalitos.