Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 27 de noviembre de 2022
  • Actualizado 17:06

Hay un civil herido de bala durante operativos de la Aduana

También se decomisaron 9.170 latas y botellas de cerveza de contrabando en la población de Tiraque.
Aduana decomisa cerveza de contrabando. ARCHIVO
Aduana decomisa cerveza de contrabando. ARCHIVO
Hay un civil herido de bala durante operativos de la Aduana

Durante un operativo de la Aduana, que se realizó el fin de semana en cercanías de la avenida Petrolera, un hombre resultó herido en su pantorrilla derecha por un proyectil de bala de calibre 9 milímetros, el cual se recupera en una clínica privada.

Los pobladores no dejaron que el camión en el cual se encontró la mercadería de contrabando avance y comenzaron a apedrearlo, producto del cual dos funcionarios aduaneros resultaron heridos por las piedras, pero están estables. 

El comandante departamental de la Policía, Rubén Lobatón, indicó en declaraciones a la Red Uno que encontraron tres casquillos que corresponden a un arma de calibre 9 milímetros y que la persona herida fue trasladada rápidamente al hospital para ser atendida.

Según las declaraciones a la policía por parte del herido, les indicó que al escuchar los petardos salió de su domicilio y se acercó donde estaba aglomerada la población, cuando escuchó los disparos, trató de escapar, pero una de las balas lo alcanzó a una de sus piernas, indicaron en Unitel.

Por su parte, el Administrador de Aduana Interior Cochabamba, Richard Cossío, indicó que en Tiraque decomisaron 9.170 botellas y latas de cerveza, además de energizantes y 52 bultos de mercaderías procedentes de Argentina. Lo decomisado supera los 174 mil bolivianos.

Indicó, que eran dos camiones con la mercadería de contrabando, los cuales intervinieron con ayuda de las Fuerzas Armadas ya que los choferes no presentaron los documentos que demuestren que sea mercadería legal. Cossío informó que estos vehículos llegan con escoltas que son denominados "loros" que son los que anuncian que se están desarrollando operativos e impiden el decomiso de la mercadería de manera agresiva lanzando piedras y, a veces, quemando los camiones o, otros momentos, disparando como fue el caso en la avenida Petrolera donde la policía utilizó elementos químicos para dispersar a las personas que apedreaban los camiones que eran trasladados hasta la Aduana.