Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 26 de noviembre de 2022
  • Actualizado 11:07

Cartagena dice que sus detractores buscan “pasanaku” de alcaldes

El Alcalde fue denunciado por supuestas irregularidades en la ejecución el proyecto de remodelación de la plaza Bolívar. Observan personal y recursos adicionales.
Los concejales Ximena Guzmán, del MAS; y Javier Meneses, de UNE, este 4 de octubre. DICO SOLÍS
Los concejales Ximena Guzmán, del MAS; y Javier Meneses, de UNE, este 4 de octubre. DICO SOLÍS
Cartagena dice que sus detractores buscan “pasanaku” de alcaldes

Tras la denuncia contra el alcalde de Quillacollo, Héctor Cartagena, y la intervención de oficinas municipales por el caso de ejecución del proyecto de remodelación de la plaza Bolívar, la autoridad edil expresó que sus detractores buscan un “pasanaku” de alcaldes (una especie de rotación en el cargo).

La concejala del Movimiento Al Socialismo (MAS) Ximena Guzmán, recordó que la denuncia fue interpuesta por cuatro concejales (tanto del MAS como de Unidad Nacional de Esperanza - UNE, frente político de Cartagena) el 18 de agosto ante el Ministerio Público.

El asambleísta del MAS por Quillacollo, Juan Carlos Irahola, detalló que la intervención de este 3 de octubre en la Alcaldía consistió en visitas al despacho edil y secretarías donde recabaron información y tomaron fotografías, pero no hubo secuestro de documentos ni otros.

Guzmán informó que el Ministerio Público admitió la denuncia por incumplimiento de deberes. Dijo que las irregularidades se dieron en la contratación de personal externo, sin convocatoria pública ni licitación. 

“Nosotros vamos a seguir con los procedimientos correspondientes que la fiscalía se encuentra determinando y realizando en coordinación con la Policía boliviana”

La concejala cuestionó también que el Ejecutivo informó sobre un remanente de dinero luego de que se presentó la denuncia. El proyecto se entregó a mediados de agosto, a propósito de Urcupiña; pero, al saber de la denuncia, habría dado a conocer sobre un monto sobrante.

Por su lado, el concejal de UNE Javier Meneses dijo que, sin considerar el frente político, hacen la denuncia para que haya transparencia en la Alcaldía.

“Como concejales, vamos a fiscalizar”, dijo y cuestionó la posibilidad de un sobreprecio en la obra de más de 3 millones de bolivianos.

El asambleísta Irahola dijo que, en su momento, el Alcalde se negó a presentar documentos en torno al tema ante el Concejo y que por eso se buscó la intervención de la Fiscalía.

Detalló que, primero, se conocía un costo de 2.326.000, de acuerdo al diseño presentado inicialmente. Pero, en el camino hubo una modificación, solicitando recursos adicionales, 1.000.000 de bolivianos, llegando a 3.326.000.

De ese monto, se habría hecho conocer que quedaron 600 mil. “¿Y qué pasaba si no existía la denuncia? Los 600 mil bolivianos iban a parar en el bolsillo de precisamente este sector”.

Por otro lado, detalló que aparecieron planillas “misteriosas” con 75 personas que habrían trabajado de mayo a agosto, lo que habría costado el millón de bolivianos.

“Pero, ¿cómo se demuestra que han trabajado estas personas? cuando en el fondo y revisamos cámaras y en las diferentes inspecciones, no hay ese personal que de verdad haya trabajado ahí”, dijo aclarando que por eso queda ese fondo flotante.

Por su lado, el alcalde Cartagena dijo que la denuncias no tienen prueba preconstituida, considerando que debe haber una auditoría interna o externa

“En este caso, no existe ningún tipo de auditoría técnica, económica ni jurídica. Entonces, es sobre suposiciones que están presentando con un tinte estrictamente político, con la única finalidad de tratar de crear inestabilidad política y administrativa”.

La autoridad dijo que sus detractores practican “viejas mañas” y que buscan el pasanaku de alcaldes, como ocurrió los anteriores 14 años en ese municipio.

“Los que han presentado la denuncia son los enemigos del proceso y desarrollo de Quillacollo, a quienes les haremos frente en su momento”.

Aseguró que brindará la información requerida.

“No hay nada que ocultar”, aseguró.

Cuestionó que hubo contaminación de pruebas en las oficinas municipales, durante la intervención del lunes.

Agregó que los cuatro concejales tienen intereses personales.