Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 16 de abril de 2024
  • Actualizado 20:35

De la sequía y orar por agua al desastre por lluvias más grande en últimos 30 años: Arani sufre

La torrencial precipitación y la fuerza de los ríos han golpeado a siete comunidades. Hay 350 familias damnificadas, 46 animales fallecidos y 60 hectáreas perdidas de cultivos.

Inundaciones en Arani. ALCALDÍA DE ARANI
Inundaciones en Arani. ALCALDÍA DE ARANI
De la sequía y orar por agua al desastre por lluvias más grande en últimos 30 años: Arani sufre

Se trata de las lluvias más intensas de los últimos 30 años. Ayer, el municipio de Arani, declarado en sequía, pasó de “clamar” por lluvia a reportar inundaciones y desbordes de los ríos Wisk’ana y Pansiskiri. 

Todo comenzó luego de las 17:30 de ayer, cuando una torrencial lluvia cayó en el municipio de la “tierra del pan y del viento”, informó el director de Desarrollo Productivo de Arani, Ariel Llanos, en contacto con OPINIÓN.

“Fue algo casual, no es todos los años, luego de 30 años se ha dado este fenómeno natural (…). Esto es una situación por el cambio climático. Hace dos semanas nosotros estuvimos clamando lluvia (…). Nosotros estuvimos declarados en sequía”, expresó Llanos.

EL SALDO

El saldo de la torrencial precipitación y la fuerza de los ríos es de siete comunidades afectadas, donde muchas de los pobladores construyeron sus casas en el lecho de los afluentes.

Además hay 350 familias damnificadas, 46 animales fallecidos entre gallinas y cuyes, 60 hectáreas perdidas de cultivos de maíz y alfa alfa, principal producción del municipio.  

Entre las comunidades azotadas por las lluvias se encuentran Villa Flores, Villa Barrientos, Xaxa, Villa El Carmen, Germán Tardío, Villa Evita y Arachaka. En esta última zona, existe una casa “a punto de desplomarse”.  

“Como Alcaldía nosotros ya hemos movilizado la pala, la motoniveladora y las volquetas que ya se han desplazado. Hemos solicitado al Gobierno central, ya nos va a hacer llegar hasta horas de la tarde, lo que es la excavadora grande para dragar los lugares donde es permisible. Esto porque el caudal del agua todavía tiene que bajar”, explicó Llanos, tras indicar que hoy en Arani, a un día del evento, el sol volvió a salir.

MIEDO

Ayer, en Arani, los vecinos y pobladores vieron cómo sus enseres personales, ropa e incluso colchones flotaron producto del desborde de dos ríos de la zona.

Llanos precisó que el nivel de agua en algunos sectores incluso alcanzó el metro de altura. En otros, como en Villa El Carmen, el agua llegó a cubrir todo, a una altura de hasta 30 centímetros.

“Ayer, por ejemplo, hemos trasladado a una familia de la comunidad Germán Tardío y la hemos hecho dormir aquí en la Defensoría. Estamos evaluando y lo más importante es que no ha habido ninguna pérdida humana” reportó, Llanos. 

Para hoy, los pobladores de Arani reconstruyen sus viviendas, mientras que el personal de la Alcaldía de Arani limpia las zonas afectadas para evitar la proliferación de mosquitos y enfermedades.

El trabajo es incansable en Arani, donde hoy lo único que se impone es el miedo y temor a que el panorama de ayer se repita.