Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 06 de diciembre de 2021
  • Actualizado 19:57

Ángeles contra el COVID trata a pacientes recuperados que tienen secuelas por el virus

El impulsor de los voluntarios explicó que las personas luego de superar la enfermedad quedan con fatigas, problemas intestinales, neurológicos, diabetes y depresión, pero con el suero ortomolecular se recuperan de forma rápida y eficaz.
Ángeles contra el COVID trata a pacientes recuperados que tienen secuelas por el virus

Los centros médicos Ángeles contra el COVID amplían su atención a pacientes recuperados del coronavirus con un suero ortomolecular que está compuesto por medicamentos que ya existen en el mercado farmacéutico.

La principal función de los centros es atender a quienes se infectaron con el virus, pero ahora, luego de la disminución de la curva de infección en algunas regiones como Santa Cruz, ven que las secuelas también requieren tratamiento. Se ha notado que muchos de los enfermos registran daños post-covid crónicos como fatigas, problemas intestinales, neurológicos, diabetes y depresión, que se evidencia con un llanto frecuente, entre otros.

“Estos sueros son una medicina que ya existe hace muchos años en el mundo, solo que nosotros lo hemos mejorado un poco. Se llaman sueros ortomoleculares y tienen  mega dosis de vitamina C, pero nosotros le agregamos antitrombótico, desinflamante y complejo B”, declaró Víctor Hugo Núñez del Prado, impulsor del grupo de voluntarios en el país.

Informó también que los sueros en el mercado regular tiene un costo de entre 400 y 1000 bolivianos por unidad, pero la institución, con el apoyo de médicos y donaciones, dosifican el fármaco a costos más accesibles para sus pacientes.

“Nosotros estamos implementando los sueros con medicamentos de donación y alguna colaboración de médicos. En los centros COVID tiene un costo de 150 bolivianos la unidad, esto incluye el equipo necesario para aplicarlo”, acotó.

Este medicamento líquido ya se dosificó a más de 1.000 pacientes en Santa Cruz, más de 200 en La Paz y 300 en Tarija.

En las próximas horas estarán llegando 200 unidades para Cochabamba para los centros de la zona sur y norte. 

“Todos los pacientes indican una mejoría prácticamente inmediata. También se aplica en la convalecencia, es decir cuando sale del cuadro de riesgo de muerte hasta que termine el cuadro viral (21 días)”, señaló.

Los centros de atención están en cinco departamentos de Bolivia y para la siguiente semana se implementarán en otros dos.

Por el momento en Santa Cruz hay nueve, en Cochabamba son dos, y Tarija, La Paz y Oruro tienen a uno. Para la siguiente semana se tiene previsto aperturar un centro en Sucre y otro en Potosí. Además, se tendrá un centro en Quillacollo y otro en La Paz.

Núñez del Prado descartó la posibilidad de abrir centros en la ciudad de El Alto y Chapare porque no cuentan con garantías de seguridad para sus voluntarios.

“El Alto y Chapare están fuera del mapa. No podemos arriesgar la integridad física de nuestros voluntarios. Cuando las cuadrillas móviles fueron a esas zonas fueron agredidos”, dijo.

El grupo Ángeles contra el COVID atendió unos seis mil pacientes en un mes en la Llajta. La cantidad diaria más alta fue de 400 pacientes en sus dos centros.

Los voluntarios en Cochabamba pasaron de 12 a 40 en sus sedes de la zona norte (detrás de la Epi Norte) y del sur (avenida Panamericana). Además, se los puede contactar al celular 63787647.