Opinión Bolivia

  • Diario Digital | miércoles, 29 de junio de 2022
  • Actualizado 13:01

EN 2008 HUBO DERRUMBES

Alto Cochabamba: dos casas deben demolerse; Subalcaldía impulsa acciones legales

Hay dos manzanos en zona roja y seis en zona naranja en el sector. Las autoridades temen que las lluvias causen deslizamientos.
Las construcciones en riesgo en la zona de Alto Cochabamba, este martes. DICO SOLÍS
Las construcciones en riesgo en la zona de Alto Cochabamba, este martes. DICO SOLÍS
Alto Cochabamba: dos casas deben demolerse; Subalcaldía impulsa acciones legales

Ante el riesgo de derrumbe por los suelos inestables, dos casas deberían demolerse en la zona de Alto Cochabamba; pero los propietarios lo impiden, y la Subalcaldía Valle Hermoso impulsa acciones legales para poder intervenir.

El subalcalde de Valle Hermoso, Sergio Garvizu, informó que hay dos manzanos en zona roja y seis en la zona naranja, con riesgos en estas épocas de lluvia.

En 2008, en Alto Cochabamba se derrumbaron viviendas; colapsaron por las lluvias y la inestabilidad de los terrenos.

Este lunes, el Subalcalde informó sobre los riegos. “Nos preocupa la situación (…),pero, hay intransigencia de algunos vecinos que no permiten la demolición de las viviendas. Las casas ya están casi caídas”.

La autoridad manifestó que hay dos viviendas que deberían ser derrumbadas. No están habitadas, pero los dueños se oponen.

El sector de Alto Cochabamba está clasificado según el nivel de riesgos. La zona roja corresponde a dos manzanos, los más riesgosos, donde unas casas pueden “jalar” a otras, si es que se registraran deslizamientos.

En el área catalogada como naranja son como seis manzanos. Se trata de una zona, explicó Garvizu, que el comportamiento del tiempo, con las precipitaciones pluviales, son susceptibles a derrumbes y situaciones riesgosas en las construcciones.

Quienes habitan en la zona verde no tienen inconvenientes ni riesgos.

Garvizu explicó que, técnicamente, una manera de darle seguridad a la zona es con la construcción de pilotes. Pero, en los barrios hay construcciones de viviendas, de tanques y otros. La solución pasa por la demolición.

En la actualidad, la autoridad impulsa acciones legales para poder intervenir con una orden judicial en las viviendas que ya están a punto de caer.