Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 27 de septiembre de 2022
  • Actualizado 18:35

ZOONOSIS ANUNCIA TRES ACCIONES

Alertan que jauría de más de mil perros toma K'ara K'ara

Las autoridades confirmaron que hay otros puntos invadidos por canes, especialmente en la zona sur de Cochabamba. No descartan una captura selectiva.
Un grupo de canes entre el botadero de llantas de K’ara K’ara.       RUBÉN RODRÍGUEZ
Un grupo de canes entre el botadero de llantas de K’ara K’ara. RUBÉN RODRÍGUEZ
Alertan que jauría de más de mil perros toma K'ara K'ara

Más de un millar de perros tomaron el botadero de K’ara K’ara, al sur de la ciudad de Cochabamba.

Narices Frías informó que estos animales formaron jaurías, es decir están divididos en grupos masivos que se disputan la basura en el botadero municipal.

OPINIÓN confirmó que hay decenas de canes que están entre los desechos, algunos inclusive con sus crías. 

No solo escarban la basura para alimentarse de ella, sino que viven en ella. Cavan cuevas en la tierra para cobijarse de las condiciones extremas que hay en la zona.

“Es escalofriante la situación”, confirmaron los voluntarios que acudieron al vertedero municipal.

ACCIONES Supuestamente, intentando hacer algo por esta población canina incontrolable, casi medio centenar de voluntarios acudió a la zona, pero no pudieron hacer mucho.

Según la responsable de la organización Narices Frías, Claudia Martínez, esta situación es resultado de la irresponsabilidad de la gente de la zona de K’ara K’ara, que deja a sus mascotas en las calles. “(…) Por las noches, muchos (de los perros) vuelven a la puerta de su casa”.

AUTORIDADES Respecto a K’ara K’ara, el jefe de la unidad de Zoonosis del municipio de Cochabamba, Diego Prudencio, dijo que realizarán una evaluación situacional y coordinarán con todos los “actores” (organizaciones territoriales de base y comités de salud, entre otros).

Descartó que se proceda con una captura masiva de estos animales. Aunque, sí es posible que la captura sea “selectiva”, es decir agarrarán a los perros que son demasiado viejos, con enfermedades terminales, portadores de riesgos biológicos (como la rabia) y a los que son agresivos reiterativos.

Además, mencionó que hay otros puntos del municipio en los que identificaron jaurías, especialmente al sur. Allí hay mayor incidencia de rabia, más casos de mordeduras y muchos perros callejeros.