Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 29 de enero de 2022
  • Actualizado 00:50

3 cóndores liberados en Cochabamba arrojan datos para investigación

Tunari fue rescatado en 2019, Nina en 2020 e Inti en 2021. Los tres tienen transmisores GPS y aportan con la información enviada.
Los cóndores Tunari (liberado en 2019) e Inti (liberado en días recientes) en el Parque Tunari de Cochabamba. OPINIÓN-GOBERNACIÓN
Los cóndores Tunari (liberado en 2019) e Inti (liberado en días recientes) en el Parque Tunari de Cochabamba. OPINIÓN-GOBERNACIÓN
3 cóndores liberados en Cochabamba arrojan datos para investigación

Tunari fue liberado en el Parque Nacional Tunari (PNT) en mayo de 2019, y envió información durante 28 días. Nina fue liberada en Colomi en julio De 2020. El 2 de diciembre reciente, Inti también voló en el Tunari. La cordillera de los Andes es el hogar de estos cóndores.

Tunari, Nina e Inti, tres aves rapaces liberadas en Cochabamba, desde hace más de dos años, están equipadas con transmisores GPS, que permiten el envío de información para su investigación.

Desde 2019, se desarrolla el Programa de Investigación de Aves Rapaces en Bolivia. El director del Programa, Diego Méndez, manifestó que hacer seguimiento a los cóndores permite ver su distribución en el país y en Suramérica, en Los Andes, identificando sus área de recorrido, anidación, alimentación y más.

El cóndor es una especie emblema que se debe conservar.

TUNARI

En Cochabamba, el primer cóndor liberado con dispositivo GPS fue Tunari, un macho adulto que tendría más de 20 años. Él fue rescatado y rehabilitado y, en mayo de 2019, fue liberado en el parque nacional

Fue posible hacerle seguimiento entre mayo y junio de ese año, durante 28 días.

“A pesar de un seguimiento corto, la in formación que nos dio fue muy interesante, porque a pesar de ser individuo adulto se movilizó bastante2, dijo Jiménez.

Esta ave hizo un viaje hacia el noroeste del departamento, por la cordillera del Tunari. Retornó por la misma hacia el sureste y pasó al departamento de Chuquisaca, a la zona de transición de los valles secos y el bosque boliviano tucumano.

El Director del Programa sostuvo que los datos son interesantes, porque habían visto que los cóndores adultos tienden a moverse en áreas más pequeñas que las aves más jóvenes.

Suponen que dejó de emitir señal debido a que el transmisor fue cubierto por las plumas. Esa es la posibilidad más probable, y que el transmisor haya dejado de cargarse, porque para eso necesita la luz del sol.

“Perdimos el rastro del primer cóndor. Pero, eso no quiere decir que haya muerto; nosotros no creemos que haya muerto”.

Tunari fue el segundo cóndor en Bolivia al que se le incorporó un transmisor y el primero en Cochabamba. La primera fue una hembra adulta rescatada y liberada en La Paz.

NINA En julio de 2020 fue liberada Nina, una hembra adulta de unos siete años de edad.

El comunario que la rescató la bautizó con el nombre de Nina, que significa fuego, porque fue hallada en un contexto de incendio registrado en Colomi.

Fue rehabilitada y se la equipó con el transmisor.

“Sabemos que Nina sigue viva y asumimos que bien. Ya ha pasado más de un año de su liberación. El problema es que, por temas técnicos, su transmisor no nos manda muchos puntos, pero sí los suficientes para saber más o menos por dónde se desplaza”.

Méndez describió que ella ocupa una zona que está entre la cuenca del río Mizque, en valles secos de Cochabamba, “que es una zona muy importante para el cóndor andino”, y un poco más hacia el norte, donde fue rescatada y liberada también, por Colomi, zona muy asociada a la parte de puna, de montaña y de cordillera del parque Carrasco.

Agregó que hace visitas no tan seguidas hacia Toro Toro (Potosí) y zonas adyacentes.

INTI El cóndor al que le pusieron el nombre de Inti fue liberado el 2 de diciembre en el Parque Tunari, luego de que fuera rescatado de una casa en Sipe Sipe, el 24 de noviembre.

Es un cóndor macho de entre 5 y 6 años de edad.

“Esperamos que pueda seguir mostrando más datos, más información sobre su especie, especialmente para Cochabamba”, sostuvo Méndez.

Explicó que el cóndor es una especie bandera de conservación biológica en el país.

Cuando se rescatan aves como esta, cada institución cumple un rol. La Policía Forestal y de Medio Ambiente (Pofoma) rescata animales; lugares como el Parque de Aves Agroflori ceden espacios y brindan atención y cuidado; el Servicio Nacional de Áreas Protegidas (Sernap) a través del Parque Nacional Tunari y el Parque Nacional Carrasco) también son parte de esta cadena de apoyo; al igual que las instituciones públicas, como la Gobernación.