Opinión Bolivia

  • Diario Digital | lunes, 28 de noviembre de 2022
  • Actualizado 10:24

Países Bajos rompe el muro senegalés y prevalece 2-0

El monarca africano “resistió” 84 minutos y el cuadro tulipán golpeó en los momentos justos para vencer. Comparten la cima del grupo A con Ecuador.
Una jugada del partido que desembocó en el triunfo de la Oranje frente al campeón de África en Doha. EFE
Una jugada del partido que desembocó en el triunfo de la Oranje frente al campeón de África en Doha. EFE
Países Bajos rompe el muro senegalés y prevalece 2-0

Países Bajos tardó ayer 84 minutos para vulnerar la portería rival y, sacándole rédito a errores del golero Edouard Mendy, derrotó 0-2 a Senegal, para acomodarse en la cima del grupo A del Mundial, junto a Ecuador.

Fue un partido luchado en el Al Thumama Stadium de Doha, donde el campeón africano, por momentos, apretó a la defensa de la escuadra dirigida por Louis Van Gaal, pese a la baja de Sadio Mané.

Hay que recordar que el capitán y figura de los Leones de Teranga es baja en Catar 2022, por una lesión de rodilla, que requerirá una intervención quirúrgica para el jugador.

Sin embargo, donde los de Cissé sintieron en demasía la ausencia de Mané fue en la puntada final.

Aquello también respondió a las atajadas del golero neerlandés Andries Noppert, quien sacó tres pelotas que tenían destino de gol.

En contrapartida, la Oranje inquietó a la defensa de Senegal con acciones de balón parado, especialmente con Virgil Van Dijk, zaguero de Liverpool.

En lo que por momentos se perfilaba como el primer duelo de “poder a poder” y que también se encaminaba a una igualdad, la resistencia del cuadro africano aguantó hasta los 84 minutos.

Frenkie de Jong, del FC Barcelona, levantó un centro “clínico” para Cody Gakpo, quien aprovechó la salida tardía de Mendy paa anticiparse con la cabeza y abrir el marcador en el Medio Oriente (1-0).

Pese a la desventaja, la escuadra senegalesa no bajó los brazos e intentó aproximarse a la portería de Noppert con la finalidad de rescatar un empate.

El árbitro brasileño Wilton Sampaio agregó ocho minutos de reposición por los siete cambios realizados en el cotejo. Fueron tres en Senegal y cuatro en Países Bajos.

En el seleccionado, que busca romper “de una vez por todas” la maldición que carga por las tres finales mundialistas (1974, 1978 y 2010) que perdió, Van Gaal dispuso el ingreso de otro valor culé: Memphis Depay.

Este jugador se generó el espacio, remató de zurda y, tras el rebote corto de Mendy, Davy Klassen remeció las redes para marcar el 2-0 definitivo y darle tranquilidad a Países Bajos, asegurando la victoria en su primer partido de la Copa del Mundo.

De esta manera, el primer partido entre estos dos seleccionados en la historia de los Mundiales se decantó por el cuadro europeo, que fue tercero en Brasil 2014 y no clasificó a Rusia 2018.

Gracias a esta victoria, los neerlandeses sumaron tres puntos y comparten el primer lugar de la zona con Ecuador, que el domingo le había ganado 0-2 al anfitrión, Catar, por el duelo inaugural.

Asiáticos y africanos tienen la casilla vacía por las derrotas sufridas contra sudamericanos y europeos, respectivamente.

La próxima jornada (segunda) del grupo A tendrá lugar este viernes en Doha, ciudad sede de la versión 22 del evento mayor del deporte rey. 

Senegal jugará con Catar (09:00), mientras que Países Bajos medirá fuerzas con Ecuador, desde las 12:00 (hora boliviana).