Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 19 de enero de 2021
  • Actualizado 02:22

Yapame case

Las tripitas de la Heroínas, sabor único para el paladar qhochala

La avenida Heroínas, en el centro de la ciudad, pero específicamente en Correo, se ha convertido en un lugar para comer cosas exquisitas y al paso, al menos a partir de las 6 de la tarde. Un lugar para degustar diferentes comidas, pero en especial una que ha marcado al paladar qhochala: las tripitas.

Uno de los puestos más tradicionales es de doña Adela, que se dedica a esta actividad hace años.  

“Famosas tripitas de las Heroínas”, así se llama el carrito que hace sentir el sabor inigualable de los también llamados chinchulines, en el puesto del Correo.

“En la plaza San Sebastián tengo mi casita, ahí se cocina y es cerca. Es por la avenida Heroínas y por las Heroínas de la Coronilla que hemos llamado así a este carrito”, contó Adela.

A partir de las 10 de la mañana y hasta las 14:00, Adela y la familia cocinan las tripas, con un promedio de 260 kilos por día. Y es que no es para menos, pues el paladar valluno ha hecho muy “cotizado” este platillo.  

Si bien se empieza a cocinar a las 10 de la mañana, a las 4 de la madrugada comienza el trabajo: “Recogemos las tripas a las 4 de la mañana, a las 6 empezamos a lavar todo, sacando las grasitas y partimos las tripitas. Todo el cocinado se hace hasta las 2 de la tarde. Luego venimos a las 5 a la Heroínas”, explica Adela.

Pero, las tripitas no serían lo mismo sin los complementos especiales: la papa/el mote y el ají de maní. Todos estos ingredientes se complementan de una manera tal que hacen de esta comida una de las más deseadas en Cochabamba y el país.

Las tripitas de la Heroínas, sabor único para el paladar qhochala