Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 29 de noviembre de 2020
  • Actualizado 10:22

Buena Noche

"A la alcaldesa le pusimos canguro y tuvo que saltar por un muro para escapar"

La activista de Mujeres de Fuego, Ángela Nogales, está segura de que si la gente encontraba a la alcaldesa de Sipe Sipe, María Heredia la iba a matar.

La gente estaba descontrolada, lanzaban piedras, golpes y cuando un grupo de personas que la ayudaba a escapar buscó ayuda en una casa particular sintió también que sus vidas estaba en peligro.

Nogales acompañó a Heredia desde la jornada del jueves 19 de noviembre. La autoridad ya estaba un día tomada como rehén por furiosos padres de familia que exigían un paquete de alimentos en compensación por el desayuno escolar que sus hijos no recibieron.

La Alcaldesa se ocultó debajo de un catre, mientras rezaba y pedía por su vida. Sus hijos la acompañaron y también lloraban de desesperación. Este el relato a Claudio Rojas, en el programa Buena Noche, de lo acontecido en el municipio de Sipe Sipe, a 25 kilómetros de la ciudad de Cochabamba.

"A la alcaldesa le pusimos canguro y tuvo que saltar por un muro para escapar"