Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 24 de enero de 2021
  • Actualizado 08:44

Buena Noche

Ronald Casso, el nuevo gerente de Boliviana de Aviación (BoA)

El ministro de Obras Públicas, Edgar Montaño, posesionó ayer a Ronald Casso como gerente de Boliviana de Aviación (BoA), con el desafío de sacar a flote la aerolínea estatal que, producto de la mala administración del último año, no opera ni al 40% y tiene una deuda impositiva de 50 millones de bolivianos.

Tras la posesión, Montaño sostuvo que, "después de 11 meses del golpismo", la administración de Jeanine Áñez "ha destruido la aerolínea" estatal bandera de Bolivia, privilegiando las líneas privadas, sobre todo durante la cuarentena por el coronavirus.

El Ministro de Obras Públicas explicó que, hasta octubre de 2019, BoA pagó al Estado 750 millones de bolivianos por concepto de recaudaciones impositivas, un logro que, en los últimos 11 meses, fue revertido, ya que en la actualidad adeuda 50 millones de bolivianos al fisco.

Por su parte, Casso, quien dirigió la aerolínea estatal más de una década, desde su creación hasta noviembre de 2019, sostuvo que "es triste" enterarse lo que ocurrió con la empresa, por lo que su reto será reconstruir la aerolínea para el beneficio de la población.

Casso es licenciado en Ciencias y Artes Militares Aeronáuticas, Oficial Aviador de la Fuerza Aérea (con el rango de teniente coronel), magíster en Administración y Dirección de Empresas con especialidad en Marketing e ingeniero en Sistemas Electrónicos.

Ronald Casso, el nuevo gerente de Boliviana de Aviación (BoA)