Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 19 de octubre de 2021
  • Actualizado 18:20

Una chichita más

Una chichita más

En un sol radiante, en mi invierno más descorchado, carchado de inamovilidad abundante; sin querer, queriendo, estamos amaneciendo, entre las armoniosas charlas tecnológicas, tecnológicas más lejanas, que cercanas, con interpretaciones lejos de la realidad, con un salute matute, una chichita más, de acuerdo los ojos que lo lean. Repito, repito y replico: pórtense mal, para pasarla bien, desde la esencia de tú, me gusta el silencio con ruido extremo.

Un viernesito, de cintura, cinturita riquita, ricurita, hecha a la medida, medida del alma, segundo salute matute más, no faltaba más.

Matices del día, con un soplito de vida, tufos de tufos, pero no de alcohol, sino de amor.

Ajedrez del caminar, hay que saber andar, andar, andando lento, con pasos de plomo, saber hacer el mejor movimiento, el movimiento oportuno, oportuno de turno, turno diurno, nocturno, aprovecha la jugada, porque llegará posteriormente de él, nosotros, vosotros, ellos; así, así, un rodar de la vida, absurdos de absurdos.

Habiendo gente en soledad con personas muchedumbre; espero cerrar el inverno con  calidez humana, enlazando sentires y no sentires del alma vieja, con una buena tutuma sin doble moral, como el general; corchea corchea, hay que descorchar, como un buen corcho.

Almita vieja, bocaditos de bocaditos, achuntar el espíritu de los tiempos. Un chusta de los sistemas no bastará, para acallar el ser y no ser, círculos de círculos. 

Atatau, atatau; duele, duele, el corazón, por la sin razón del Wakapichon.

Nace, nace, algo nace, nuevo comenzar, que agradable desagradable sensación. Tierno momento, sabadito sabadito, con juevecito de fideos uchu, los días fueron solo sabaditos, qué año sabático, ya ni me acuerdo, concuerdo, cuerdo.

Como el círculo que da vueltas, te invito a soñar juntos, caminar descaminado, sin camisa, hacia lo eterno, de paso.

Ilusionado, no hay casualidades, causalidades, hay alguito, lo escudriñamos, aventurándonos juntos.

Desempolvé a Ismael Serrano, Guardabarranco, Alejandro Filio, Leiva, ¿por qué?, no lo sé, solo tú sabes, en Intimae Cum Deo. 

¡Hasta siempre! Nunca pierdan su fe ni su esperanza con voz de justicia.

CONSTRUIR COMUNIDAD

WILLIAM AGUILAR BOLAÑOS

Profesor de Derecho Canónico UCB Cochabamba

[email protected]

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad