Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 16 de mayo de 2021
  • Actualizado 08:30

Hilacha conductora de mis calzones

Hilacha conductora de mis calzones

Muy interesante, como hoy en día, la “soberbia” humilde se vuelve en “humilde” soberbia, pensando en los títeres, titeros, titeras de siempre, que quieren hacernos ver, con luz apagada.

Cuando uno jala un hilo del ayer, centímetro a centímetro, se da cuenta que cada día sabe menos, como sueña, digo suena en el poemario Jódenes Insomnios - Aka Endémicos “Todos saben que nada sé, día a día; como todos”.

Entonces, ¿cuál es el hilo conductor? de las realidades; el árbol genealógico, el apellido, tus padres, tus abuelos, etc., etc., etcéteras, teteras.

La forma hace fondo, el fondo hace la forma, basta de mentir, mentirosos, mentirositos, “ositos cariñositos”, hasta nos hacen rimar tantas fábulas, fábulas, solo fábulas. Desnuden sus enmarañadas intencionalidades falsas, ciertas oscuridades; en lo objetivo y subjetivo; basta dar una mirada atrás a lo corto y largo, donde la incoherencia prima, como las primas que disfrutan la estrechez de mente, pero no de corazón.

Auténticos, espontáneos, faltan, faltan en esta coyuntura, para enamorar con una pisquita de corazón, sentimientos; cómo pedir eso, si ellos mismos son lo que son o simplemente son lo que no son.

Siempre, apoyaré el diálogo entre sentires, pensamientos, pero con una algo central; hermoso tener palabra, si no tienes eso, eres una persona; que se realiza en su propio yo y no así el de los demás; por no tener la suficiente pasión holística de cambiar este mundo, hay que tenerlas bien puestas.

Leyendo a Charles Bukowski, es hermosa esta frase “Un intelectual es el que dice una cosa simple de un modo complicado, un artista es el que dice una cosa complicada de un modo simple”, ahora me entienden la encrucijada, ya me cansé de buscar explicaciones, más, no más, simplemente jamás o tal vez no.

Si algún atrevido o mal entretenido jala la hilacha conductora de mis calzones, se asombrará o no de ver en blanco/negro/color, ido, la sencilla desnudez de la inclemente/sensible filosofía de mi vida.

Tiempos, misterios, signos; es desde la óptica que lo veas; pero míralo con ojos de amor, buscando la luz, porque sino estás destinado a ser un pequeño punto en nuestra naturaleza, es decir un “Aka Endémico”.

Solo conversión de conversión en conversión.

¡Hasta siempre! Nunca pierdan su fe ni su esperanza con voz de justicia.

CONSTRUIR COMUNIDAD

WILLIAM AGUILAR BOLAÑOS

Profesor de Derecho Canónico / Filosofía Jurídica

UCB Cochabamba

[email protected]

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad