Opinión Bolivia

  • Diario Digital | martes, 22 de octubre de 2019
  • Actualizado 02:56

El turismo, dinamizador de la economía

El turismo, dinamizador de la economía

El turismo es una actividad social y económicamente resiliente, pues es reconocida por su capacidad de generar empleo, con características inclusivas, especialmente para mujeres y jóvenes, sector de la población que está logrando un mayor empoderamiento a través de diferentes programas y políticas. En la última reunión del G20, grandes países reconocieron la labor importante que desempeña el turismo dentro de la economía mundial, por el efecto multiplicador que esta actividad conlleva, ya que se relaciona directa e indirectamente con diferentes sectores de la industria global.

Es cierto que hoy en día el turismo representa el 10% del PIB mundial, según datos de la Organización Mundial del Turismo (OMT), donde indica también que esta actividad a su vez representa el 10% de los empleos del mundo, vale decir que un empleo directo en turismo genera otro empleo y medio en otro sector que está relacionado al turismo, por tanto, esta actividad es responsable de generar uno de cada 10 puestos de trabajo en todo el mundo.

La evolución y desarrollo de nuevas tecnologías en los últimos años han facilitado la creación de nuevas formas de empleo, a partir de la creación de plataformas digitales que potencian la oferta turística de diferentes lugares con gran valor turístico, a través de la reactivación y el involucramiento de industrias locales tradicionales y que generan empleo para el desarrollo social, económico, tecnológico y medioambiental de diferentes regiones.

En el caso de Bolivia, es importante aunar esfuerzos entre el sector público y privado para diseñar sistemas de ordenamiento turístico, a través del establecimiento de políticas públicas departamentales y regionales que protejan el medioambiente y la inversión destinada para  el sector, lo cual tendría como efecto la creación de más y mejores puestos de trabajo, basado en los principios de sostenibilidad, donde también es importante que el sector privado capacite a sus trabajadores en la adquisición de destrezas “a prueba del futuro”, ya que son las mismas que coadyuvarán al desarrollo del país.

A pesar de los beneficios que aporta el turismo del nuevo siglo, a la economía mundial, se enfrenta a muchos desafíos para salvaguardar el medioambiente y la cultura de cada región, por tanto, es responsabilidad de cada país y organismo internacional establecer políticas de gestión para el ordenamiento territorial, involucrando a la sociedad, principalmente en el afán de asegurar más y mejores empleos inclusivos en lo que ahora se denomina: “industria sin chimeneas”.

Entrando en la página solicitadaSaltar publicidad