Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 21 de enero de 2022
  • Actualizado 05:13

Un nuevo año sin expectativas

Un nuevo año sin expectativas

Todo final viene seguido de un nuevo comienzo, a un atardecer siempre le sigue el amanecer. Al concluir este año siempre tenemos la esperanza de que vendrá uno mejor. El 2021 fue un año notablemente mejor que el 2020. El 2021 fue para muchos volver a respirar, volver a encontrarse con sus familiares y amigos, volver a salir de sus casas, viajar y casi volver a nuestra normalidad que conocíamos. Para las empresas, el 2021 ha sido un año con mucho avance en su digitalización, con crecimiento de sus ventas a través de canales digitales y donde la experiencia del cliente se ha convertido en un pilar fundamental ante una creciente competencia. Finalizando este año y entrando al 2022, el año del tigre, según horóscopo chino, nos preguntamos cómo será en lo personal y empresarial el nuevo año.

En lo empresarial, las proyecciones para el 2022 sin duda ya han sido anunciadas por los expertos y se destacan nuevamente los negocios en el sector de salud, deporte, entretenimiento, finanzas-banca, alimentos, etc. Las empresas de estos sectores, estratégicamente, seguirán apuntando a consolidar su digitalización y sostenibilidad como vectores de crecimiento. Y, sin duda, la calidad de experiencia que se ofrezca a los usuarios y clientes seguirá siendo una variable para tomar en cuenta.

Las tendencias en Experiencia de Cliente para el 2022, según expertos internacionales reunidos en el CX Day de México y Argentina, será enfocarse en el toque humano a través del diseño centrado en las personas. Para Clare Muscutt, las empresas “si usan la tecnología solo para obtener beneficios económicos, a corto plazo no será sostenible. Las organizaciones deben poner la tecnología al servicio de las personas y brindarles valor. La tecnología debería aumentar la experiencia humana para hacer la vida más sencilla y más fácil tanto para clientes como para los empleados”. Adam Toporek considera que serán clave las experiencias emocionales tanto positivas como negativas y esto aplica tanto para clientes como para empleados y sugiere cinco estrategias para crear confianza con clientes: fiabilidad-consistencia, empatía, proactividad transparencia y valores. 

En lo personal, del 2022 no espero nada. Soy una persona optimista, siempre espero años mejores que los anteriores. Sin embargo, este año me siento diferente. El 2020 me enseñó a lidiar con la incertidumbre, a no tener expectativas del futuro, ni planes a muy largo plazo. Porque la vida siempre puede dar un giro de 180 grados, y no solo por una pandemia, hasta sucesos más simples pueden cambiar el curso de la vida. Soy consciente de las tendencias del 2022 y tengo planes-metas definidas en lo personal y profesional. Pero sin expectativas ni ilusiones de que se vayan a materializar, y con la única certeza de que venga ya sea malo o bueno tiene una solución, una enseñanza y un fin. El 2020 nos enseñó a ser flexibles y resilientes, renunciamos a todos los planes de ese año. Y enfrentamos la realidad que se presentó, una pandemia mundial, sin conocimientos o experiencias previas fuimos capaces de afrontar un virus desconocido, sufrimos muchas pérdidas, pero estoy segura de que las ganancias son y seguirán siendo mayores. Nos vimos obligados a salir de nuestra zona de confort y tuvimos que reinventarnos. Nuestro poder creativo tuvo que salir y enfrentarse a lo desconocido. Recordándonos que el coraje, la valentía y la resiliencia son cualidades humanas que nos diferencian de otras especies y siempre nos permitirán avanzar y evolucionar. Por eso mi consejo, para este nuevo año, es que viajemos sin equipaje, que caminemos más ligero, que recibamos este año sin expectativas, pero con valentía, fortaleza y facilidad de resolver los problemas. Un día a la vez, sabiendo que a la oscuridad siempre le sigue un nuevo amanecer. 

EXPERIENCE ECONOMY

VALENTINA VELASCO TERÁN

Experta en UX Digital

[email protected]

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad