Opinión Bolivia

  • Diario Digital | viernes, 24 de junio de 2022
  • Actualizado 22:21

Saber agradecer

Saber agradecer

Pachiy niyta yachana. El poder es la manifestación de tres grandes principios que son: La humildad, el agradecimiento y el servicio, solo así, el poder será utilizado correctamente. Por lo tanto, las autoridades tienen la obligación moral de poner en práctica estos tres principios durante el ejercicio de sus funciones.

Muchas autoridades electas perdieron la humildad cuando asumieron el poder, pero en tiempos de proselitismo eran las personas más humildes, gentiles, amables, solidarias, serviciales, y hasta hacían creer que trabajarían por el bienestar de todos.

Wakin kamachiqkuna atiyniyuq kanku aqllasqankuman jina, paykunaqa aqllaqkunamanta qunqapunku, chayta mana allinchu. (Algunas autoridades tienen poder porque los eligieron, ellos se olvidaron de sus electores y eso está mal).

Muchos ciudadanos que confiaron en la palabra de los candidatos, ahora autoridades, quedaron desilusionados por su conducta y comportamiento alejados de la humildad, el agradecimiento y el servicio. Pero, también hay buenas autoridades que saben valorar y reconocer el voto del elector.

Quiero agradecer públicamente a las autoridades que se detuvieron pese a su atosigada gestión y se acercaron para saludar y agradecer por el apoyo brindado, reconocer a los asambleístas que levantaron el teléfono para escuchar o devolver la llamada, y ponderar por la humildad y la predisposición de servir. Esta clase de autoridades son excepciones honorables, porque la mayoría están enfermos de arrogancia.

Juk allin kamachiq pachinchayta yachan, yanapasqankutapis mana qunqanchu, atiyniyuq kaspapis llamp’u sunqullapuni, mask’aq riqtinkupis mana pakachikunchu, wasiykimanpis waturikuq jamun, imawanpis yanaparikuyta yachan ima. (Una buena autoridad sabe agradecer, si recibió ayuda no se olvida, teniendo poder es humilde, cuando le buscan no se hace ocultar, viene a tu casa a echarse de menos y con lo que sea sabe ayudar).

La gratitud es uno de los valores más importantes para el desarrollo humano. Sin embargo, por la forma que la gente ve el mundo enteramente digitalizada, este valor no tiene relevancia. También influye la vigencia del paradigma efímero y el desarrollo de la generación Alpha que son nativos digitales al 100%.

En medio de tanta evolución tecnológica, es urgente humanizar y hacer más sensible la era digital.

Jamut'arina - Reflexionemos

TORIBIO ROCABADO CASTRO

Licenciado en Educación y Comunicación – Magíster en Educación Superior

[email protected]

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad