Opinión Bolivia

  • Diario Digital | jueves, 24 de junio de 2021
  • Actualizado 18:52

Poder es humildad, agradecimiento y servicio

Poder es humildad, agradecimiento y servicio

Atiyta ullpuykukuy, pachinchay, yayay ima. Estamos a días de la posesión de las nuevas autoridades municipales y departamentales, existe una inusitada expectativa en la población, porque después de más de un lustro tendremos nuevas autoridades, pero con los mismos problemas como: la crisis sanitaria, la crisis económica y la crisis educativa. 

Musuq kamachiqkuna atiyniyuq kanqanku, atiyqa yayaypaq, tukuypaq llamk´ay, atiyqa mana qhapaqyanankupaqchu, mana k’umuchinankupaqchu, mana muchuchinankupaqchu ima. Ichaqa mana qunqanankuchu tiyan. (Las nuevas autoridades tendrán poder, pero no deben olvidar el poder es servir, trabajar para todos, el poder no es para enriquecerse,  no es para humillar y no es para hacer sufrir).

La gestión del poder debe estar alejada de la injerencia política, la presión de las organizaciones sociales, el nepotismo, las imposiciones, el autoritarismo, la soberbia y la arrogancia. El pueblo acuñó una frase con bastante sapiencia “el poder es para servir al pueblo y no servirse de ella”, y servir no es imponer, es ayudar a todos sin discriminación ni odio.

Las nuevas autoridades son gestores del poder, y para ser gestores del poder deben estar preparados, formados, capacitados y actualizados en nuevos enfoque de administración y gestión pública, en gestión intercultural comunitaria, conocer los paradigmas originarios enunciados en los principios éticos y mortales de la Constitución.

El poder marea a los que no están preparados,  el poder encandila a los temerosos,  el poder enloquece a los vividores, y el poder es un medio para los ambiciosos. 

Las nuevas autoridades son los nuevos líderes de la sociedad.  Jhon Kotter recomienda el liderazgo participativo, porque es tiempo de compartir la responsabilidad con el pueblo para alcanzar el bienestar.

Atiyta ullpuykukuywan, pachinchaywan, yayaywan ima apaykachakun. (El poder se administra con humildad, agradecimiento y servicio).

Tener poder como autoridad es gobernar escuchando al pueblo, identificando sus necesidades, compartiendo sus dificultades y apoyando en sus aspiraciones. Esta coyuntura política y socioeconómica demanda una gestión con igualdad y equidad, con oportunidad para todos, donde los derechos no solo sean palabras, sino realidades.

kamachiqkuna pachiychayta ama qunqaychikchu.(Autoridades no se olviden agradecer ).

Jamut'arina - Reflexionemos

TORIBIO ROCABADO C.

Lic. en Educación y Comunicación – Magíster en E.S.

[email protected]

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad