Opinión Bolivia

  • Diario Digital | sábado, 13 de agosto de 2022
  • Actualizado 13:55

Sin idioma originario no hay interculturalidad

Sin idioma originario no hay interculturalidad

Simi chawchuwan mana kanchu kawsaypuray. Lo que está pasando con los idiomas originarios en el Estado Plurinacional es como para no creer, prohibir que otras entidades educativas o profesionales enseñen un idioma originario al margen del Instituto Plurinacional de Estudio de Lenguas y Culturas (IPELC) es una aberración que vulnera el derecho que tienen todas las personas de aprender un idioma originario, como establece la Constitución.

La esencia del Estado Plurinacional y de la interculturalidad, son los idiomas de las 36 naciones y pueblos indígena originario campesinos. Por eso, la enseñanza de los idiomas originarios debe estar en los planes de estudio de todas las carreras del subsistema de educación superior, lo que no ocurre en la actualidad.

Wanllakamaypi, kawsachakuyninchik, kawsaypurayninchik, achkha simiyuq ima tukuy yachay kanan tiyan yachana ukhupi. (La Constitución establece que la educación es intracultural, intercultural y plurilingüe en todo el sistema educativo).

Para consolidar la realidad plurinacional y el paradigma del Vivir Bien, es urgente la restitución de las asignaturas de: idioma originario y gestión intercultural en los planes de estudio de todas las carreras en los institutos dependientes del Ministerio de Educación. 

La Constitución establece que el gobierno plurinacional y los gobiernos departamentales deben utilizar al menos dos idiomas oficiales. Uno de ellos debe ser el castellano y el otro un idioma originario, además que los funcionarios deben hablar un idioma originario.

Bolivia suyunchiqpi, suyuq kamachiqkuna, taksa kamachiqkuna llaqtaq kamachiqkuna ima ukhupi, mana simi chawchuypi parlay kanchu. (En Bolivia, dentro el gobierno, en el gobierno departamental, y en el gobierno municipal no existe el uso del idioma originario). 

Las universidades públicas se mantienen firmes en la enseñanza de los idiomas originarios, porque entienden que la formación profesional debe ser integral y con identidad regional y respeto a la diversidad cultural y lingüística.

Los alfabetos de los idiomas quechua y aymara, fueron declarados oficiales mediante el D.S. 20227, donde el idioma quechua tiene 28 consonantes, de las cuales tres son vocales (a,i,u). Para consolidar el modelo plurinacional, es imprescindible democratizar la enseñanza y la acreditación de los idiomas originarios.

Jamut'arina - Reflexionemos

TORIBIO ROCABADO C.

Licenciado en Educación y Comunicación – Magíster en Educación Superior

[email protected]

Entrando en la página solicitada Saltar publicidad