Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 16 de junio de 2024
  • Actualizado 18:44

No hay humildad ni profesionalismo

No hay humildad ni profesionalismo

Mana kanchu llamp’u sunqu sumaq kamayuq ima. Es preocupante la pérdida de humildad y profesionalismo en los profesionales que prestan servicios en las instituciones públicas. Paulatinamente se viene normalizando el trato sin ética, carente de profesionalismo, humillante y con arrogancia.

No es por exagerar, es tiempo de poner alto al trato nada humano, humillante y atropellador que reciben pacientes en los hospitales y las cajas de salud. Como en toda institución existen excepciones, pero es inconcebible que se maltrate a los pacientes sin considerar su estado crítico, es injustificable que estos profesionales no cumplan con el juramento del ejercicio profesional con ética, sin discriminación, privilegiando la vida humana por encima de cualquier ofuscación, cualidades que solamente sirven para los discursos en los actos de colación.

Sumaq Kawsay kikincha ukhupi ullpuykukuy mana kaqtin llakiylla, ayllumanta llaqta masikuna kamayuq kaspa imaynachus ñawpata karqanku qunqapunku, qullqita rikuytawan kunka uqharispa purinku. (En el paradigma del Vivir Bien cuando no hay humildad es pura tristeza, los hermanos de la misma comunidad cuando son profesionales se olvidan cómo eran antes, viendo dinero caminan levantando su cuello).

Alguien dijo los cargos son temporales, los rangos y títulos son limitados. Pero la forma en que tratan a las personas, siempre será recordada. Por eso, traten bien a las personas, si quieren recibir el mismo trato. La vida es dinámica y da vueltas constantemente, además, recuerden que existe el karma (Ley cósmica de retribución, o de causa y efecto).

Runakunataqa mana qhalli kawsayllapichu k’irinchanku, yachachiypi, apuwasipi, awqakunapi, waq instituciones nisqapi ima jinallankutaq. Kamachiq kayqa mana wiñaypaqchu. (A las personas no solamente les maltratan en salud, también lo hacen en educación, en la Iglesia, en el Ejército y en otras instituciones. Ser autoridad no es para siempre). 

El buen trato es una forma ética y correcta de relacionarse con los demás, esto implica comportarse de manera amable, empática y dispuesta a ayudar, además se basa en valores como el respeto, la tolerancia y el altruismo. El buen trato es la expresión de la humildad.

El profesionalismo es comportarse con responsabilidad, integridad, confiabilidad y excelencia.

Jamut'arina - Reflexionemos

TORIBIO ROCABADO CASTRO

Licenciado en Educación y Comunicación – Magíster en Educación Superior

[email protected]