Opinión Bolivia

  • Diario Digital | domingo, 16 de junio de 2024
  • Actualizado 16:09

Formación profesional sin salida laboral

Formación profesional sin salida laboral

Kamay kamayuq mana llank’aypaq. En un contexto totalmente globalizado y bajo las reglas de un mercado de competencia perfecta, donde las fuerzas invisibles regulan el precio y el nivel de formación de los profesionales, es complejo asegurar que la formación profesional tenga salida laboral, excepto la formación profesional de militares y policías.

Yachakuqkuna Jatun yachay wasikunaman kamayuq llank’anapaq ima yaykunku. Ichaqa, sullullninpi llank’ay mana kanchu, chayrayku, achkha kamayuqkuna yankunapi kachkanku. (Los estudiantes ingresan a las universidades o institutos a profesionalizarse y trabajar. Pero, en la realidad, no hay trabajo, por eso muchos profesionales están en las calles). 

No existe equilibrio entre la cantidad de profesionales que se titulan cada año con relación a las fuentes de empleo disponibles y las oportunidades de trabajo que existen. Esta brecha, año que pasa, es más amplia, porque las universidades y los institutos no encuentran la fórmula para asegurar que las carreras profesionales tengan salidas laborales.

El Gobierno intentó obligar que la formación profesional esté orientada al emprendimiento como una alternativa para acortar la brecha de la falta de trabajo, pero fracasó. No existen políticas del Estado para generar empleo, si por casualidad hay fuentes de trabajo disponibles es para los que cuentan con aval político, influencia o práctica de sucesión hereditaria del puesto de trabajo.

Yachakuqkunapaq jatun yachay masikunapi yachachiqkuna mana allin wakichisqachu mana yachayniyuqchu, mana p’anqakunata qillqankuchu, mana llamk’achina wasipi llamk’aqkuchu ima. Pisi yachachiqkuna allin wakichisqa kanku. (Para los estudiantes, los docentes en la universidades o institutos no están bien preparados, no tienen experiencia, no producen libros y no trabajan en empresas. Pocos docentes están bien preparados).

La formación profesional no es únicamente responsabilidad del docente, por la dinámica del conocimiento global, la irrupción de la tecnología y la IA; el estudiante está obligado a desarrollar la autoformación complementaria, tener hábito de lectura, generar debates, alcanzar otras competencias y adquirir experiencia. 

Las universidades e institutos deben ser flexibles y adaptarse a las condiciones cambiantes del mercado profesional y asegurar que la formación profesional que brindan sea de calidad y excelencia.

Jamut'arina - Reflexionemos

TORIBIO ROCABADO C.

Licenciado en Educación y Comunicación – Magíster en Educación Superior

[email protected]